Liberaron a Roque Azcurraire, fotógrafo de La Garganta Poderosa

En la noche del sábado 26 de mayo, la Prefectura entró sin orden judicial a la casa de del fotógrafo de La Garganta Poderosa en la Villa 21 con la excusa de perseguir a un menor a quien golpearon. Durante el operativo detuvieron a María Silvia Echevarría y dijeron que la trasladaban a la comisaría 30, ubicada a unas veinte cuadras del barrio. Cuando sus compañeros fueron hasta esa dependencia les dijeron que la habían llevado a la Comisaría 32, donde no existen condiciones de alojamiento para detenidos. Vecinos, familiares y amigos montaron guardia en las puertas de ambas comisarías. «Nos niegan su presencia en ambas. ¡No pasa nada! Total es villa, zona liberada» difundieron en las redes en la madrugada.

Tras pasearla hora y media por la Villa 21 en patrullero, liberaron a María en la Comisaría 32. Ahora, en la 30, sigue detenido Roque, fotógrafo de la Garganta, detenido por filmar un operativo ilegal: balearon la casa de Iván Navarro, en pleno juicio por las torturas de Prefectura, en el mismo barrio.

Jésica Azcurraire, vecina y asambleísta de la villa 21, una de las víctimas de la represión de ayer, denunció: «rompieron mi puerta, me manosearon, apalearon a mi sobrino y secuestraron a mi hermano, por intentar filmar cómo baleaban la casa del vecino que había denunciado torturas».

Durante las protestas exigiendo la liberación del reportero gráfico de la conocida revista, algunos efectivos se quitaron la identificación, tal como muestra éste video: https://www.facebook.com/213440425391495/videos/1775867195815469/

En la tarde del lunes 28 de mayo, fueron liberados Roque y su cuñado, los únicos que permanecían detenidos luego de un operativo irregular.

 

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda