Alerta y cortes en Chascomús por despidos y cierres.

Este fin de semana salieron a cortar la ruta trabajadores, vecinos y distintos espacios políticos de la tradicional ciudad bonaerense preocupados por la lluvia de despidos caída en los últimos tiempos.

No solo preocupan los 80 despedidos de EMEPA, fábrica metalúrgica que echó a la mitad de su plantel, también el cierre de otras empresas, como la embotelladora de Villa del Sur, que dió vacaciones forzadas a us 200 trabajadores. Esgrimen serias dificultades para afrontar la suba de tarifas por lo cual cerrará por algunas semanas mensuales para disminuir el gasto en energía.

No es la primera fábrica que está al borde del cierre en Chascomús. En los primeros meses del 2018 quedaron el la calle 140 trabajadores textiles de la centenaria fábrica Texes y hubo despidos en una empresa de nano tecnología como Unitec Blue y en Conarco, Fadecya y LeadCam.

La cantidad de quiebras y cesantías afecta de manera grave a una comunidad pequeña. Por eso, salieron a la ruta y realizaron un corte pacífico sobre la ruta 2, a la altura del kilómetro 122, frente a la Ford, y repartieron volantes para difundir y alertar a la población sobre las dificultades que está viviendo la ciudad de Chascomús

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda