Más de un millón de chicos son trabajadores.

El 12 de junio es la fecha elegida por la OIT como Día mundial contra el Trabajo Infantil. Según la Encuesta de Actividades de Niñas, Niños y Adolescentes (EANNA) en el 2017 había más de un millón de argentinos menores de 18 años que debían interrumpir sus estudios para aportar económicamente a sus familias.

En Argentina, el trabajo de menores de 16 años está prohibido por ley, y se penaliza a los empleadores que se aprovechan económicamente del trabajo de menores. De acuerdo a informes de la OIT y Unicef, “desde 2016, el país cuenta con un listado de trabajo infantil peligroso”. Son varias la leyes que protegen en Argentina a los niños para evitar que sean explotados. La Columna Vertebral te las recuerda. 

Es conocido en el litoral el drama de los pibes tareferos.

Ley 25.255/2000 . Ratifica la sumisión de nuestro país a los convenios internacionales contra el trabajo infantil. A tal efecto recuerda: ‘Se considera ‘niño’ a todo menor de 18 años.’ Y especifica cuáles son las ‘peores formas de trabajo infantil’ (esclavitud, trata, narcotráfico, entre otras)

Ley 26.847/2013. Establece una pena de prisión de 1 a 4 años a quien viole las normas nacionales de trabajo infantil. “No será punible el padre, madre, tutor o guardador del niño o niña que incurriere en la conducta descripta.”

 

Los talleres clandestinos son uno de los lugares que violan todas las reglas. Allí duermen los chicos, y fueron muchos los muertos por falta de condiciones.

Ley 26.844. establece desde el 2013 el régimen de trabajo en casas particulares. Prohíbe contratar a menores de 16 años, no pueden trabajar más de 6 horas diarias, el empleador se hace responsable de que termine la escolaridad obligatoria, queda prohibida la modalidad ‘cama adentro’.

Ley 26.390/2008 Prohibición del trabajo infantil y protección del trabajo adolescente.
Fija la edad mínima para emplear en los 16 años prohibiendo el trabajo de las personas menores de esa edad en todas sus formas, un máximo de 3 horas para la jornada laboral. Se extiende a los 14 años la posibilidad de trabajar en empresas familiares siempre que no sean penosas ni peligrosas. Los menores de 18 años tienen prohibido trabajar en horarios nocturnos.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda