CTERA anuncia paro nacional para el martes contra la represión en Chubut

Luego de la brutal represión a los maestros en Chubut del martes a la noche, CTERA convocó a una conferencia de prensa en su sede de la calle Chile de Capital y anunció un paro nacional con movilización al Palacio Pizzurno para el 3 de julio. Más allá de los reclamos por paritarias, mejoras de sueldo, mayor presupuesto para la educación y condiciones edilicias, Eduardo López, referente de los maestros de la Ciudad de Buenos Aires dijo: “La represión es el límite para los maestros, si hay represión hay paro”. Sonia Alesso agregó: “el paro se tiene que hacer sentir en todas las escuelas del país, no queremos otro Fuentealba”.

Los maestros de Chubut llevan un mes de paro con un heroico acampe enfrente al ministerio bajo temperaturas heladas, varias tomas del Palacio de gobierno en conjunto con los estatales que tampoco logran cobrar sus haberes en tiempo y forma, además de cortes de ruta. La respuesta del gobierno de Arcioni fue un aumento de bolsillo de 200 pesos más un bono de 1500 rechazado de inmediato en asamblea. El conflicto se endureció y el martes por la noche la policía avanzó con gases y balas de goma contra los maestros que protestaban.

“Nos tocan a uno y nos tocan a todos”, fueron las palabra de Baradel en la conferencia. En diálogo con la Columna Vertebral, el secretario general de Suteba, La Plata, Patricio Villegas, coincidió en solidarizarse con los maestros chubutenses, así como los correntinos, y de todas las provincias en conflicto. “En la Provincia de Buenos Aires hace más de 60 días que estamos sin convocatoria a paritarias. Es una provocación. Forma parte del modelo de ajuste del gobierno que ya no se aguanta. Nosotros vemos cómo los comedores volvieron a llenarse de pibes con hambre, que ya no piden una netbook ahora necesitan un par de zapatillas.”

La casa de los maestros de Ctera rebasaba de gente, más docentes que prensa, bajo la mirada de dos inmensos retratos de Miriam Maffei y Carlos Fuentealba. Terminada la conferencia, todos marcharon hacia la puerta de la agencia de noticias Telam para expresar su solidaridad con los 354 trabajadores despedidos. La entrada de la columna, con Sonia Alesso, Eduardo López y Roberto Baradel a la cabeza, fue recibida con aplausos y emoción.

Así llegaba la columna de maestros a las puertas de Telam

 

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda