La Patagonia se levanta contra el recorte a Asignaciones Familiares

Este lunes, Caleta Olivia salió a la calle, convocada por la CGT que lidera Julio Gutierrez, y bloquearon las puertas del Anses en contra el decreto de Mauricio Macri que apunta a la rebaja de un aporte social muy sensible que afectará a 44 mil beneficiarios en Santa Cruz. Fue la primera protesta social contra la medida.

Luego de conocerse el decreto que dispone la reducción de las Asignaciones Familiares, equiparando todas las provincias en un promedio de 1.500, lo que significa una rebaja de el 50 o el 70 % en varias localidades, empezaron a llegar las voces en contra. Primero fue el gobernador de Chubut, Mariano Arcioni, quien apenas conoció la medida llamó a la conformación de un frente patagónico. El viernes, el gobierno de Santa Cruz expresó su rechazo oficial a través de su página de facebook.

Este lunes fue el turno de los trabajadores que marcharon por el centro de Caleta Olivia bajo el lema “Nos defendemos entre todos”, hasta la calle José Hernández. El Anses cerró sus puertas y no hubo atención al público. Participaron de la movilización los gremios de camioneros, vigiladores, empleados de comercio, de la televisión, gastronómicos, municipales (activos y pasivos) y empleados del organismo nacional de seguridad social (SECASPI). Cada uno de sus referentes tomó la palabra durante el acto. Entre los reclamos estuvieron presentes la preocupación por la desocupación, la quita de subsidios al gas domiciliario, al transporte, la eliminación de retenciones por exportaciones portuarias, la transferencia de hospitales a la órbita provincial y el recorte de partidas presupuestarias.

Según el diario El Patagónico, el discurso más duro fue el de David Hermosilla, joven dirigente del gremio de los empleados a la ANSES y militante de la agrupación Descamisados quien en nombre de la CGT criticó a los dirigentes políticos santacruceños del PRO «que ahora se hacen los desentendidos» al igual que algunos «pseudoperonistas».

Los consideró  “cínicos y levantamanos” a quienes “votaron en contra de retrotraer el ajuste de las tarifas de gas y luz” y hoy quieren desligarse de responsabilidades emitiendo comunicados diciendo que rechazan el recorte a la asignaciones familiares, por lo cual lo menos que pueden hacer es expresar “un arrepentimiento genuino”.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda