Paro indeterminado en la línea 60 por el despido de choferes

Choferes de la Línea 60 de colectivos comenzaron este lunes por la tarde un paro sorpresivo en reclamo de la reincorporación de conductores despedidos y mejoras salariales.

La medida afecta a los más de 250.000 usuarios que tienen los 19 ramales de la empresa Monsa, que unen Constitución con los partidos de Tigre y Escobar. Los delegados de la línea denuncian despidos arbitrarios, mal estado de las unidades y malas condiciones de seguridad e higiene.

«Es una situación que no se puede sostener. Esto es una guerra que no es solo de nosotros. Atrás de este conflicto hay un empresariado que quiere acaparar cosas que no le corresponden, como el sindicato«, denunció el delegado Mario Molina en diálogo con la agencia NA.
Los empleados se encuentran en asamblea permanente para debatir si se continúa con la interrupción del servicio a lo largo de la semana.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda