Muerza: ‘Hoy el gremio está acéfalo’. Sigue la resistencia a Cavalieri en Comercio.

Continúa el acampe de los seguidores de la lista Granate, encabezada por Ramón Muerza, en las puertas del Sindicato de Comercio, en Moreno y Perú. El clima es distendido, apenas un patrullero en la esquina y nadie que se asome del edificio del sindicato que permanece con las luces encendidas. Más de un centenar de trabajadores bajo un gran toldo que hace de carpa colectiva, conversan y bromean; el clima acompaña, es una noche dulce en Buenos Aires, aunque pasaron allí también la tormenta del martes sin moverse. Tranquilos pero decididos y confiados. “Todos los que están acá son delegados de base”, nos dice Muerza, que también está allí, al lado de una bandera gigante del Sindicato de Comercio con un gran logo de la CGT que dice ‘somos el equipo de Ramón”, un guiño para el candidato, hincha de River. No reconocen la victoria de Cavalieri en una elección impugnada por la justicia y fraudulenta. O le reconocen la victoria o llaman a nuevas elecciones. Entre tanto, allí se quedan. “Mañana esas persianas se pueden levantar, porque lo determina la Justicia o el Ministerio de Trabajo, pero no va a poder conducir a los compañeros. Los trabajadores no van a aceptar una orden o un mandato o una decisión política de Cavalieri. Esto ya está resuelto.”

Aquí el diálogo completo con Ramón Muerza, sobre las posibles salidas del conflicto y una de las últimas resoluciones de Triaca que fue desligar del Sindicato de Comercio a los trabajadores de Call Center.

Ustedes se dan por ganadores, Cavalieri también. Me gustaría saber qué dice la justicia laboral, ya que estaba impugnada la elección.

– Sí, siempre estuvo impugnada la elección. De hecho, nosotros tuvimos que ir a una elección que de entrada era fraudulenta, avalada por el ex ministro de Trabajo, Triaca. Nosotros fuimos igual porque estábamos obligados a participar, porque sino él iba a hacer lo que, en definitiva, hizo. El vencimiento del mandato era el 10, el día lunes. Vinimos acá con la intención de asumir porque fuimos los que ganamos por 208 votos. Él se dice ganador porque tiene manejos políticos -tenía, porque hoy no es el mismo ministro. En su momento, tenía compromisos con algunos funcionarios que prometieron darle certificado de autoridad, que todavía no lo tiene. Hoy, el gremio estaría acéfalo. A partir del día 10 quedó acéfalo porque no hay una resolución que determine si ganamos nosotros o ellos. Estamos esperando eso. Pero más allá de lo legal que se puede presentar, acá hay una determinación de los trabajadores que es el repudio a Cavalieri. Los que están acampando desde ayer bajo la lluvia, que se quedaron a dormir, son delegados de base, del sindicato, que decidieron y están convencidos de que no aceptan más la conducción de Cavalieri. Mañana esas persianas se pueden llegar a levantar, porque lo determine la justicia o el Ministerio de Trabajo, pero no va a poder conducir a los compañeros. Los trabajadores no van a aceptar una orden o un mandato o una decisión política de Cavalieri. Esto ya está resuelto, más allá de que él pueda buscar la legalidad como hizo siempre para poder conducir, hoy los trabajadores le están diciendo que no y ya le dijeron que no.

Realmente hay un montón de gente. No tuvo mucha repercusión la resistencia que están llevando a cabo acá, no lo veo en los medios, de hecho no veo ninguno acá dando vueltas. ¿A qué lo atribuís?

Bueno, desgraciadamente, ¿no? Él tiene relaciones con grupos empresarios de los medios que nosotros no tenemos, y seguramente puede llegar a acordar pautas publicitarias para algunos de sus programas y bueno, por ahí ese es el motivo de que no vengan los medios. Están en todo su derecho, pero también tienen la obligación de comunicar lo que pasa.

Le quitaron al Sindicato de Comercio los call center, que significa una gran cantidad de afiliados, y es una de las últimas medidas que tomó Triaca. ¿Vos qué explicación le das a eso?

Otra de las cosas, ¿no? El 28 de noviembre le firma una personería gremial a otro sindicato antes de retirarse y Cavalieri no los sale a defender a los compañeros. Hoy estuvimos con un grupo de delegados de los callcenter que estaban defendiendo una postura y lo que representan los callcenter pero bueno, él no tiene la decisión de salir a defender esa postura porque no quiere, no tiene ganas y no le interesa. Los compañeros del callcenter saben que es así y por eso están militando en este espacio.

Entonces ustedes se quedan hasta que se vaya Cavalieri, no hay otra.

No hay otra. Nos quedamos acá hasta que nos llamen del Ministerio, de la Justicia. Estamos dispuestos a charlar y ver. La idea nuestra es ir a una nueva elección con otro Ministerio hoy que es el de Trabajo. Y bueno, si nos toca ganar, conducir, y si nos toca perder por un voto, nos retiraremos a nuestros lugares de trabajo. Pero no en una elección tramposa, fraudulenta y armada con el ex ministro Triaca como cómplice de él.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda