El pasaje más difícil, por Paula Abal Medina y Martín Rodríguez en La Nación Trabajadora

En Melancolía de izquierda, Enzo Traverso traza el recorrido que va de la utopía a la memoria: “La crítica melancólica de una izquierda que no se ha resignado al orden mundial esbozado por el neoliberalismo, pero que no puede renovar su arsenal intelectual sin identificarse empáticamente con los vencidos de la historia”. En Argentina esta identificación destrabó un caudal de energía durante los años kirchneristas: el pedido de perdón en nombre del Estado del setentismo sobreviviente, los juicios a los genocidas, lo que contiene el cántico “no nos han vencido”… y muchas más formas que no vamos a enunciar porque produciríamos el mismo hastío que sentimos ahora al enumerar sólo estas pocas. Sin renegar, sabemos que fueron realizaciones y con ellas hubo otras aún más importantes. Pero como insumo político, la melancolía caducó, terminó por solapar lo más acuciante de cualquier tiempo: la interpretación de las rupturas, porque convengamos que hace rato que el siglo veintiuno es otro siglo. Y hace mucho más aún que la fragmentación del tejido social no tiene traducción política.

Esta cuestión se vuelve determinante en este 2019 electoral: no se trata sólo de ganarle a lo que gobierna la Argentina, está en juego ganar con una creación política y no como agonía de un ciclo perimido. La creación como respuesta colectiva al siguiente interrogante: ¿cómo se reconecta lo social con lo político?

Mufa de segunda

¿Cómo reconstruir el entusiasmo? ¿Cómo recuperar una mística que implique no sólo “ganarle a Macri”, sino también la fe en lo que se tiene que hacer, en un proyecto, una alternativa que involucre un horizonte para todos los argentinos y no sólo una “vuelta” que parece el retorno cansado a la casita del Estado?

(…)

Leer nota completa en La Nación Trabajadora: http://lanaciontrabajadora.com.ar/el-pasaje-mas-dificil/?fbclid=IwAR2p8m2eKQ4fx7Mcel0W0Zpd3Y2C7N52xyWQ4TOHASMoPUqBy8FhYptfPLg

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda