Argental lanza plan de suspensiones para 180 empleados

Argental, empresa líder en la industria de equipos de panificación, pidió un Procedimiento Preventivo de Crisis y sumó su nombre a la larga listas de compañías que, afectadas por un arranque de año con todas las cifras en caída, decidieron utilizar ese recurso.

«en el país han cerrado 1.800 panaderías»

El inicio del 2019 tiene un denominador común para todas las empresas en Argentina: la búsqueda de alternativas para evitar el cierre definitivo, en el marco de una economía que no da signos de reponerse. La acumulación de stock causada por una caída en ventas que se sostiene hace más de un año provoca que la mayoría de las firmas decidan paralizar la producción y suspender a sus operarios.

En diálogo con el diario La Capital, Armando Torres, empleado de Argental y delegado de la UOM, manifestó que «hemos remado situaciones difíciles, pero nunca pensamos que íbamos a estar así», y explicó que el mal momento que vive la compañía se explica en «la crisis de las panaderías, que no paran de cerrar por el aumento de la harina y las tarifas».

«intentamos preservar las fuentes de trabajo; empresa que cierra no abre nunca más»

Según informó el IET en su informe sobre la inflación de febrero, la harina tuvo un aumento del 76,8% en comparación con el mismo mes de 2018. Un número tan alto causa, como explicó Torres, el cierre de una gran cantidad de panaderías, que a su vez afectan a la industria de los equipos de panificación. Ejemplo perfecto de cómo el aumento de un ítem puede causar un efecto mariposa en el consumo, en las ventas y en la producción de artículos relacionados.

«Acordamos suspensiones los dos últimos viernes de febrero, y los cinco viernes de marzo. Estamos cobrando el 80% del sueldo, pero a nosotros lo que nos importa es trabajar», detalló el delegado.

Por último,Torres destacó que «en el país han cerrado 1.800 panaderías». Aseguró que, mes a mes, el objetivo del gremio es sostener las fuentes de trabajo, porque empresa que cierra no abre nunca más».

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda