Sigue la crisis automotriz: Lear suspendió al 40% de su personal

El cese temporario de producción en la planta de Peugeot en El Palomar causó que la autopartista Lear decidiera suspender a los trabajadores del sector que proveía de asientos y fundas a la firma francesa.

Como si se tratara de un efecto dominó, la paralización en la producción de las grandes compañías automotrices afecta de forma directa e indirecta a empresas que dependen de las firmas más importantes. En este caso, «casi todo el personal de la línea PSA está suspendido hasta el 12 de abril», según informó Antonio Zamprano, delegado gremial de la Asociación Obrera Textil. «Son unas cincuenta personas. La mano viene muy brava».

Hasta hace no más de dos semanas, eran 6.000 los operarios directamente afectados por los distintos planes de suspensiones que pusieron en marcha empresas como Renault, Honda y Peugeot. Sin embargo, esa cifra no cuenta a todos los trabajadores que también se ven perjudicados por la crisis y la paralización en la producción, ya sean proveedores o comerciantes del sector.

 

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda