San Juan: se apagan los hornos de Loma Negra, paran obra pública, la crisis aumenta

Los inicios de Loma Negra en el país.

El secretario general de la Asociación Obrera Minera Argentina (AOMA) de San Juan, Iván Malla, informó que la cementera Loma Negra había apagado sus hornos y terminaba la producción en la planta ubicada en la localidad La Bebida de esa provincia.  «De 70 empleados, se decidió desafectar a 40, pero tras las negociaciones se disminuyó el número a 23, de los cuales 4 se convino que aceptarán una prejubilación, y de los restantes 19, en 5 casos se pactó que sean reubicados en la planta de Frías. Los 14 restantes, que tienen entre 4 y 10 años de antigüedad, se quedaron sin empleo efectivamente y el gremio les está buscando alternativas laborales». Luego de una reunión con la empresa acordaron que la planta de San Juan permanezca como molienda y para despacho trayendo el material principal de la planta de Frías, en Santiago del Estero. Según el gremialista: «San Juan hasta ahora ha sido una isla respecto de la crisis de todo el sector industrial del país, pero el golpe llegó lamentablemente». Claro que había empezado hace ya un rato. 

El sábado se interrumpieron las obras de la ruta 40 que unía San Juan con Mendoza. La nueva autopista formaba parte de un proyecto vial financiado desde La Nación que Mauricio Macri había presentado como «las más importantes de la historia». Pero pasaron cosas y este sábado la empresa constructora Green SA, a cargo de ese tramo, a la altura de Sarmiento, despidió a 50 empleados. El parate de la obra pública empieza a afectar duramente al sector en todo el país. A la angustia de los obreros por enterarse que habían quedado sin trabajo se le sumó la indignación por el modo elegido para informárselo: fueron despedidos por teléfono. 

Entre tanto, en Albardón, provincia de San Juan, cuatrocientas familias continúan en espera para ver si hay posibilidades de resolver el mal momento que atraviesa la fábrica “DILEXIS S.A.”, actualmente administrada por “TÍA MARUCA ARGENTINA S.A.”, encargada de la elaboración de galletitas y venta al por mayor de productos alimenticios. Un espera que angustia a toda la localidad. 
 

Una de las principales producciones de la provincia enfrenta una crisis que arrastra de años: en 10 años, fueron 45 las bodegas que cerraron o fueron captadas por otra mayor. Según datos del Instituto Nacional de Vitivinicultura (INV). En el año 2010, en la provincia, había 159 bodegas elaboradoras y, en la actualidad, sólo quedan 114.

“Referentes vitivinícolas sanjuaninos consultados opinaron que las empresas sucumbieron por la pérdida de competitividad del sector que se aceleró en los últimos años, con altos costos crecientes e inflación y la baja del consumo de vino que se profundizó con la crisis económica”, publicó el diario Cuyo. Si bien estos factores influyeron en todo el país, en San Juan el costo fue mayor porque las bodegas eran más chicas.

No solo las bodegas chicas, también los pequeños emprendimientos textiles. Por ejemplo, la marca ARDA de zapatillas producidas por Daniela Quattropani y Valentina Fojo que se destacaron por su creatividad anunció el cierre del taller de diseño sanjuanino. ARDA, abrió en el 2012 y ahora cierra porque no puede sostenerse debido al contexto de crisis. Las jóvenes, que llegaron con sus diseños hasta a Japón, se despidieron en las redes y anunciaron que harán un gran remate on-line de los productos que les quedan, según difundió el canal 13 de San Juan.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda