Por la caída en ventas, Arcor paraliza su fábrica de chocolates y adelanta vacaciones

La empresa Arcor informó que adelantará vacaciones para los casi 400 operarios que tiene en su planta ubicada en Colonia Caroya, Córdoba, debido a la caída en ventas y la sobrecarga de stock.

Los empleados tuvieron que firmar en las últimas horas el receso obligatorio para la última quincena de octubre. La firma había tomado la misma medida en la planta de Bagley ubicada en San Luis con 1300 trabajadores.

Esta semana también se había conocido la decisión de Arcor de paralizar por tercera vez la producción en sus instalaciones de Arroyito. Carlos Ferreyra, delegado de la planta de Colonia Caroya, manifestó que, si bien las autoridades culpan a la crisis general del país, la medida se trata de una estrategia de la empresa.

 

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda