Caso testigo: SiPreBa expulsa a su secretario gremial por violencia de género.

Este martes, 10 de octubre, una asamblea extraordinaria del Sindicato de Prensa de Buenos Aires, votó la expulsión de Patricio Klimezuk, secretario gremial de la organización luego de meses de investigación y debate por haber sido denunciado por violencia de género. Se trata del primer caso de un gremialista que pierde su calidad de afiliado por esta razón. Una pelea que llevaron adelante las mujeres del sindicato. También se ratificó que se avance con una serie de medidas que incluyen la presentación del Protocolo de Actuación contra la Violencia de Género el próximo 28 de octubre, un proyecto de Licencia por Violencia de Género para presentar ante las empresas y, por último, una modificación Ad Hoc del estatuto -actualmente en trámite en el Ministerio de Trabajo- con el objetivo de incorporar la figura de la violencia de género a las «faltas graves» de nuestro régimen de sanciones.

Historia de un caso inédito
En el año 2016 la Secretaría de Mujeres y Géneros recibió una denuncia de una compañera afiliada al sindicato contra el entonces candidato a secretario Gremial, Patricio Klimezuk. Después de trasladar el caso a la Comisión Directiva, esta resolvió suspenderlo de sus funciones hasta tanto se consultara a expertas y se le diera tratamiento a la denuncia. Durante los tres meses siguientes, se sostuvieron numerosos encuentros y se realizaron diferentes consultas a especialistas, entre otras, miembros de la Unidad Fiscal Especializada en Violencia contra las Mujeres -organismo dependiente de la Procuraduría General de la Nación-.

En ese entonces, siguiendo con el asesoramiento en la temática que se había recibido, se resolvió por mayoría su reincorporación pero contemplando a su vez otras medidas. Entre esas se dispuso la realización de un protocolo contra la violencia de género (el cual se confeccionó inmediatamente y se puso en práctica en su versión provisoria) y la organización de capacitaciones sobre este tema, con el objetivo de que el gremio debata esta problemática -y de las que el denunciado debía participar obligatoriamente-. Asimismo se publicó lo sucedido en la página web del sindicato. Ante estas instancias que se le plantearon, el denunciado directamente presentó la renuncia a su cargo en el sindicato, sin participar nunca de lo resuelto por la Comisión Directiva.

En diciembre de 2018, en el marco del conflicto de Télam por los 357 despidos, la Comisión Directiva tomó conocimiento de nuevos casos de reincidencia grave por parte del denunciado, además de la usurpación de cargos sindicales a los que previamente había renunciado. Esto derivó en una decisión conjunta de formalizar su separación -que ya era efectiva-, lo cual también se volvió a plantear en el Pre-encuentro de Trabajadoras de Prensa realizado por la Secretaría de Mujeres y Géneros el 24 de agosto pasado. Finalmente y con ese objetivo, después de un periodo en el que el denunciado solicitó una licencia psiquiátrica en su trabajo, la Comisión Directiva resolvió la convocatoria a la asamblea extraordinaria que se realizó el martes 1/10. 

En un comunicado difundido después de la asamblea, Sipreba realiza la siguiente evaluación: 

«Casi cuatro años después, somos conscientes de que hemos recorrido un camino con dificultades y que los aprendizajes no se agotaron aquí. Tenemos enormes desafíos por delante; entre ellos multiplicar los espacios abiertos y colectivos como la Secretaría de Mujeres y Géneros, que apuntalen nuestra formación en esta materia y motiven la participación de cada vez más compañerxs. Nuestro punto de partida es la defensa irrestricta de quienes puedan ser violentadas o agredidas, sobre las cuales tenemos la convicción que hay que trabajar por erradicar de las organizaciones de trabajadoras y trabajadores.»

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda