Asamblea de médicos residentes en la calle mientras en la Legislatura derogaban la ley

Después de siete días de paro en los hospitales porteños, este mediodía la Legislatura decidía derogar la ley que mantenía a médicos residentes y concurrentes como trabajadores precarizados de la salud.

«Déjese sin efecto la sanción del proyecto de Ley Nro. 2828-D-2019 y su agregado Nro. 2862-2019, del día 28 de noviembre de 2019», se indica en la resolución que fue votada por unanimidad, con 58 votos afirmativos.

En una recorrida por la asamblea de médicos residentes autoconvocados, la Columna Vertebral charló trabajadores de la salud del Hospital Alvarez, sentados en Avenida de Mayo y Perú: «Esto recién empieza, es un éxito pero todavía falta un trecho, acaban de vetar la ley, ahora hay que redactar una nueva con nuestra participación». Una lista de oradores empezaba a hablar debajo de un camioncito que ofrecía un micrófono y pedía colaboración para la lucha «a nosotros nadie nos financian, los que quieran aportar algo, aquí estamos».

La primera oradora lanzó el grito de victoria: «Le torcimos el brazo a Larreta!». Festejo, emoción y lucha era el clima de este jueves en la calle, entre la Legislatura y la Intendencia.

No fue fácil, «muchos médicos de planta o jefes del hospital nos decían que estábamos desbocados, hubo casos en que los residentes sufrieron agresiones como que les vaciaran la heladera y tiraran sus comidas, pero acá estamos unidos en la lucha residentes y concurrentes, y también los estudiantes que deberán empezar el año que viene para defender nuestros derechos», agregó otra médica quien explicó que los residentes habían ya logrado algunas reivindicaciones como aguinaldo y ART, como el cupo es limitado se tomaron otros médicos en situación más precaria, como la que ellos tenían antes, y se los llama ‘concurrentes’.

«Dentro de esta reivindicación entran todos los residentes, no solo médicos, también enfermeros, psicólogos, quinesiólogos, todos»

Sobre la calle Perú, un grupo de enfermeras se unía al reclamo. Llevan años pidiendo que se las reconozca como enfermeras profesionales. «En otros países la carrera de enfermería es de cuatro años y están reconocidas, aquí cursamos cinco años y no reconocen nuestros estudios y capacidad, cuando la enfermería es la columna vertebral de la salud pública», declaró a La Columna Vertebral Berta Leyton, presidenta de la Asociación de Licenciados en Enfermeria (ALE). En el 2018 se sancionó la ley 6035, la ley de profesionales de la salud de los profesionales de Buenos Aires y fuimos excluídas.

La Enfermera Jefe del Área programática del Hospital Ramos Mejía, con 22 años de experiencia, formada en su inicio en terapia intensiva neonatal, recuerda la emoción del trabajo diario de la enfermería, de poder entregar un niño prematuro sano: «nosotros queremos que se nos pague lo que se les paga a los demás, tienen que respetarnos y jerarquizarnos, y eso se refleja en el sueldo, ganamos entre 10 y 15 mil pesos que los otros profesionales, es una vergüenza, la mayor discriminación es en la ciudad de Buenos Aires, si lo logramos acá, algunas provincias que están aún peor pueden también pelear por sus derechos. No vamos a bajar los brazos.»

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda