Reincorporan a 21 trabajadores de Mendicrim

Después de cuatro meses de resistencia, la justicia ordenó la reincorporación de los 21 trabajadores de Mendicrim despedidos. La semana pasada volvieron pudieron reingresar a la fábrica gracias a la lucha de ATILRA, el sindicato de la industria lechera.

El caso ARSA (Alimentos Refrigerados SA) fue paradigmático. Hace poco más de dos años compró el 90% de las acciones de SanCor, los empleados que producían el Mendicrim seguían dependiendo de SanCor y la empresa decidió reestructurar la fábrica y cerrar esa planta para pasar la producción a otro establecimiento. Todos sus trabajadores quedaron en la calle.

Fue un proceso complicado, en donde no falto la detención de algunos representantes de la empresa, entre ellos Mauricio Sarnícola, jefe de Operaciones Industriales de ARSA en la planta de Arenaza, quien fue aprehendido por desobediencia, y el jefe de Recursos Humanos, Oreste Vicente, por violar los derechos humanos de los trabajadores del Mendicrim y por la falta de asignación de tareas. Finalmente decidieron cumplimentar con la orden judicial del 1 de enero y reabrir la planta de Arenaza.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda