Acuerdan suspender cortes de electricidad a empresas recuperadas

Foto Agencia Ansol

La Secretaría de Energía se comprometió a suspender los cortes de suministro de energía eléctrica a las empresas recuperadas. Así lo informó el flamante Director de Empresas Recuperadas, Eduardo Murúa, a través de su página. El objetivo es reactivar el mercado interno y recomponer el capital de estos emprendimientos autogestionados que han sufrido los tarifazos y la recesión de los últimos cuatro años.

Se trata de una medida de emergencia al comprobar que dichas empresas tienen deudas con los servicios de gas y luz que ponen en riesgo su subsistencia. En este momento, además, se encuentran al 50% de su capacidad productiva por la caída del consumo.

Es intensa la actividad registrada en éstos días en la Dirección de Empresas Recuperadas. La semana pasada hubo una reunión con representantes del sector metalúrgico quienes, entre otras cosas, pedían la suspensión de los cortes. Puede decirse que es el primer logro de Eduardo Murua luego de su asunción.

En la reunión con los trabajadores surgieron otras exigencias. Según la agencia Ansol, Murúa se comprometió a destinar créditos y subsidios para el sector y la conformación de un Registro Nacional de Empresas Recuperadas.

Por último, también se habló sobre la necesidad de renovación de las leyes de expropiación. En ese sentido, ya está trabajando junto al Dip. Leornardo Grosso en un proyecto de ley de expropiación de unidades productivas. En una entrevista con el diario Página 12, el funcionario explicó los alcances de la propuesta legislativa: «Contempla que cuando una empresa cierre, quiebre, deje de pagar los salarios, entre en cesación de pagos, el Estado pueda expropiarla si los trabajadores, organizados en cooperativa, lo solicitan. Eso daría una herramienta para que la empresa no cierre. La sociedad no perdería ese bien social que es una empresa, y un bien tan escaso como es el empleo… escaso no solamente en la Argentina sino en el mundo. En esa ley planteamos que una vez expropiado, el Estado le ceda a la cooperativa ese bien para continuar la producción. Si la cooperativa resulta fallida, el Estado puede recuperarlo para darle fines de vivienda, educación o trabajo. Esto no implicaría casi gastos para el Estado, porque el Estado junto con los trabajadores y los bancos oficiales pueden compensar los créditos que tienen en una quiebra para comprar los inmuebles y maquinarias. En las quiebras la mayoría de los créditos los tienen el Estado y los trabajadores. «

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda