País Vasco: huelga general por unas pensiones, trabajo y vida digna

Para La Columna Vertebral, desde Bilbao, Alvario Hilario.

Hoy, miles de personas han tomado las calles de Bilbao en el marco de una huelga general convocada por la mayoría sindical vasca reclamando unas pensiones, un trabajo y una vida digna.

El reclamo venía caratulado como una huelga general, que como tal ha tenido un seguimiento desigual, aunque éste ha sido significativo en ciertos sectores como los medios de comunicación, especialmente en la Radio Televisión Pública Vasca. Ha dependido de los sectores, como también de las provincias y localidades. Sin embargo, la jornada de movilización ha sido muy exitosa y más de 150 mil personas han tomado las calles vascas en diferentes convocatorias, tanto en las capitales como en ciudades más pequeñas.

En estos momentos, movilizaciones más grandes aún se están produciendo en las capitales y cabeceras de comarca. Esta jornada de protesta viene a pedido del movimiento de pensionistas del País Vasco, el movimiento de jubilados y jubiladas, que hace escasas dos o tres semanas ha cumplido dos años de protestas continuadas. Dos años de manifestarse todos los lunes delante de las intendencias de las localidades municipales vascas en defensa de un sistema público de pensiones digno, en el que hay una tabla de reivindicaciones mínimas en las que una de ellas, la cual se puede considerar ‘la estrella’, es que las pensiones se revaloricen al ritmo de la inflación.

Por otro lado, la mayoría sindical vasca que ha convocado la protesta está compuesta por los sindicatos de la ELA, de corte nacionalista, que serían como la CTA original de finales de los 90, la CTA de De Genaro, aparte de otros sindicatos más pequeños pero no menos importantes como STEILAS, que es el sindicato de la enseñanza, HIRU, el de transporte y la CNT anarquista.

Por el contrario, no convocaron la UGT y Comisiones Obreras, sindicatos mayoritarios a nivel español pero que no lo son en el País Vasco y tampoco la otra central anarco-sindicalista que es la CGT. También cabe recordar que el movimiento de pensionistas, junto con el de mujeres, son los dos movimientos sociales de mayor cohesión, mayor implantación y mayor fuerza en el País Vasco en estos últimos años.

Tampoco es una casualidad, tampoco es flor de un día, no es solo una cuestión cultural. En el movimiento de pensionistas hay gente que conoce la cultura obrera, gente que conoce la militancia y lo que es defender sus derechos. Y en el movimiento de las mujeres, aunque es un movimiento generacional, hay una experiencia que se ha transmitido de mediados de los 70 hasta ahora. Es decir, son movimientos que tienen un interés importante. Para La Columna Vertebral, desde Bilbao, Alvario Hilario.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda