Teko, la cooperativa que construye casas con barro a través de los créditos ProCreAr

La cooperativa Teko, nacida en la ciudad de Santa Fe pero con su centro de operaciones en Arroyo Leyes, rescató un antiguo método de construcción y ya se encuentra edificando dos casas con tierra cruda a través del crédito ProCreAr.

Asegura que es una forma más amigable con el medio ambiente, ofrece un ahorro de energía y, principalmente, su costo de construcción es aproximadamente un 20% menor que el de las casas tradicionales. Con una perspectiva basada en la economía social, el objetivo es generar emprendimientos sociales que brinden servicios complementarios.

Actualmente, hay otros seis proyectos de casas en proceso de aprobación. Mariano Pautasso, arquitecto y miembro de la cooperativa, explicó en diálogo con La Capital cómo se manejan para iniciar cada proyecto. “Primero nos acercamos al municipio en cuestión y tratamos de justificar por qué el sistema es verdaderamente conveniente. Incluso, estamos armando una ordenanza tipo para que los distintos municipios puedan adoptarla y permitir este tipo de construcción. Una vez que los gobiernos locales dan el permiso, los beneficiarios están en condiciones de solicitar al Banco Hipotecario el crédito Procrear».

Además, Pautasso destacó que el método es amigable con el medio ambiente porque los bloques no pasan por un proceso de industrialización y por lo tanto no generan dióxido de carbono. Todo se realiza con tierra cruda, estabilizada con procesos químicos mínimos.

Teko tiene una impronta social muy fuerte y se enfoca en la problemática del hábitat desde la mirada de la economía social y solidaria. Dictan talleres para enseñar a construir casas con adobe y a fabricar los materiales. “El objetivo de Tekos no es crecer como un monstruo, sino multiplicar. Por eso queremos generar emprendimientos productivos locales que garanticen producción y ejecución de obras, siempre dentro de la economía social y solidaria”

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda