«La desigualdad es un gran causal de enfermedad»

¿Cómo surgió el coronavirus? ¿Qué propició su contagio global? ¿Cómo se detiene? Para responder estas preguntas, La Columna Vertebral decidió charlar con el bioquímico Horacio Micucci quien se refirió al destino de esta pandemia, su origen y qué nos enseña sobre el sistema en el que vivimos.

Para comenzar, el doctor se refirió al nacimiento de las epidemias como consecuencia de que existan las “condiciones sociales” aptas para que los virus se desarrollen, y destacó que la prevención se basa justamente en evitar que se desarrolle un ambiente favorable para el crecimiento de las bacterias y virus.

-En los últimos días volvió a salir una conferencia de Bill Gates, una de las fortunas más grandes del mundo, a quien no podemos acusar de zurdo o populista. En esa conferencia él decía: ‘¿vamos a seguir gastando dinero en prevención atómica contra otra potencia, o vamos a dedicarnos a tener un sistema de salud que incluya a todo el mundo? Prevengamos porque puede venir otra epidemia’. Eso lo dijo en 2015, y a fines de 2019 tenemos otra.

LCV: Se dice que todo nació con animales salvajes, un murciélago… ¿Cómo se forman las epidemias?

-A eso me refiero cuando digo que todo se puede prevenir. En el sudeste asiático hay una población que vive con animales domésticos y cerdos. El ave silvestre tiene virus que puede contagiar en sus migraciones a aves domésticas. A su vez, estas pueden contagiar al cerdo, que es como una mezcladora. Pueden surgir especies modificadas de virus que puedan atacar al hombre, porque es como si fuera un intermediario. Si yo tengo poblaciones que viven intensamente juntas, mezclado con los animales, será muy pintoresco pero es peligroso. En esos lugares, que tienen esas condiciones de vida que tienen que ver con la desigualdad social en el mundo, porque no es lo mismo vivir en Puerto Madero que en una villa del Conurbano profundo, tengo un terreno fértil para muchas enfermedades (…) Con el Ébola, los más pobres llegaron a lugares marginales y se encontraron con monos y murciélagos que transmitían la enfermedad. En esa mezcla del hombre pobre en una zona donde entra en contacto con virus que antes no estaban se produce el primer contagio y después se difunde.

«LA VACUNACIÓN TIENE QUE BUSCAR A LA PERSONA»

Por otra parte, Micucci se refirió a la importancia de la vacunación para mantener a raya las enfemedades ya vencidas y evitar que vuelvan a ser un problema.

-La vacunación tiene que buscar a la persona. Si yo digo ‘se vacuna de 10 a 12’ y una mujer que trabaja y tiene chicos va el primer día y le dicen que no hay vacunas, va dos veces y después tiene que faltar al trabajo, al último no lo lleva. Entonces fracasa la vacunación. Para que haya pasado el sarampión tiene que haber habido desidia en la colocación de esa vacunación. Cuando yo era pequeño, la vacuna me buscaba a mí en el colegio y me vacunaba (…) El ajuste mata. Uno escucha un periodista hoy diciendo ‘¿cómo no han previsto esto?’ y al otro día dicen ‘bueno, el déficit del Estado hay que resolverlo’. ¿Cómo lo van a resolver? ¿Bajándole el sueldo a jubilados, al obrero que gana una miseria, bajar el presupuesto de salud y educación y después pagamos la deuda?

LCV: Hay muchos que con este virus piensan: ‘esto le va a pasar a los gerontes, a mí no porque soy joven y bello’. ¿Desmitificamos eso?

-Las normas que se están pidiendo son muy simples. Ustedes se dan cuenta que todo el tema es el siguiente. Primero se produce el inicio de los casos exóticos. Tenemos un grado de contacto por el cual se produce el caso extranjero, que entra y contagia. Y después viene el contagio interno. ¿Vio cuando crece un río, que uno lo ve normal y de pronto viene la correntada? Uno puede tener un sistema de salud que atienda a la media de riesgo posible, o uno puede tener un sistema de salud que prevea lo imprevisible. Heráclito decía, ‘quien no espere lo inesperado, no podrá prevenirlo’. Si yo tengo un sistema de salud pensado para la “normalidad”, en cuanto pase la normalidad yo voy a estar en problemas (…) Hoy tenemos el virus en Argentina. Es importante la idea de estudiar las condiciones de la población para entender que un mundo con tal desigualdad es inviable. Hay que terminar con la desigualdad, que es un gran causal de enfermedad (…) Tenemos que evitar que el aluvión que viene, que después del contagio externo viene el interno, supere nuestro desvencijado sistema de salud, que tiene una historia de abandono, de decir ‘bueno, sobra personal, paguémosles poco y si no les gusta que se vayan’. Entonces después pasa lo que está pasando en Italia. Usted tiene una cantidad de respiradores, y hay enfermedades que están. Si usted calculó para lo que está y no para lo que puede venir, se encuentra que va a tener que elegir entre si se salva esta persona joven o esta mayor. Se está haciendo, en los hechos, eutanasia. Eutanasia por ajuste.

«SE ESTÁ HACIENDO UNA EUTANASIA POR AJUSTE»

Sobre la suspensión de clases, Micucci manifestó la importancia de las escuelas como sostén de los niños más pobres, quienes no tendrían donde ir y podrían quedar en cuidado de sus abuelos, que son población de riesgo. Sin embargo, reconoció que no todos los establecimientos educativos están preparados sanitariamente para continuar con la actividad, y destacó que existe un actor social que podría realizar un relevamiento sobre quiénes pueden y quiénes no: los movimientos sociales.

-Es una de las cosas que estamos viendo. El movimiento de Los Cayetanos, que es la CCC, el Movimiento Evita, es un movimiento de alta organización que tiene un conocimiento capilar de los barrios. Hay que apelar a ese movimiento, a las organizaciones del movimiento obrero (…) Quiero hacer notar una cosa. Siempre que ocurrió algo como esto, el primero que colapsa es el sistema privado, y el sistema de salud golpeado, abandonado, sin presupuesto, es el que le pone el hombro. Es hora de que pensemos en un sistema público, de atención gratuita, igualitaria y eficiente, paguemos los sueldos que hay que pagar y pongamos los trabajadores de salud necesarios en esos lugares (…) Esto es como un ensayo general de guerra. Las invasiones inglesas son un virus. Pongamos en marcha lo popular y lo profesional integrado para vencer este ataque.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda