Automotrices consideran detener la producción durante la semana que viene

Para evitar el riesgo de contagio de los empleados y permitir que permanezcan en sus hogares, diferentes empresas del sector automotriz analizan la posibilidad de frenar la producción entre el sábado 21 y el domingo 29.

Se intenta llegar a una medida conjunta entre terminales y autopartistas para cerrar las fábricas mientras duren las restricciones que dispuso el gobierno. Por lo pronto, la suspensión se realiza de manera voluntaria en algunas empresas, pero la coordinación es necesaria dado que «si una para y la otra sigue funcionando genera sobrecostos para los autopartistas», según explicaron desde una terminal.

Por lo pronto, la actividad en el sector se vio claramente afectada por la pandemia y las medidas de aislamiento recomendadas por el gobierno. La asociación que agrupa a los vendedores (ACARA) informó ayer que más del 30 % de la gente que tenía turnos reservados para realizar los services no concurrieron a los talleres.

Un sector golpeado por la recesión sufrida durante el último tiempo también recibe el inesperado impacto del coronavirus. Las proyecciones para el mes se están reajustando sobre la base de una segunda quincena con mayor retracción. Las primeras dos semanas habían mostrado un mayor ritmo de las operaciones impulsado por descuentos del orden del 20% sobre los precios de lista.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda