Guerra fría: China expulsa periodistas de Estados Unidos

El Gobierno chino anunció que expulsará del país a los periodistas de los medios norteamericanos The New York Times, The Wall Street Journal y The Washington Post. La medida fue dispuesta en represalia por las «injustificadas restricciones» aplicadas por el gobierno de Donald Trump contra la prensa china en Estados Unidos quien limitó a cien los periodistas autorizados a trabajar en ese país y declaró que serán considerados agentes del gobierno chino.

«En los últimos años, el Gobierno de EE.UU. ha dictado injustificadas restricciones contra los medios chinos y su personal en Estados Unidos», comunicó el Ministerio de Exteriores y recordó que en febrero de 2020 ordenó a cinco medios chinos a registrarse como ‘misiones extranjeras’. El límite impuesto a la prensa china significó la expulsión de muchos de sus periodistas del territorio norteamericano. Al conocer la resolución, el Gobierno de Xi Jinping se reservó el derecho a «responder» a todas estas acciones, cosa que hizo este martes al considerar que las ediciones chinas de Voice of America, The New York Times, The Wall Street Journal, The Washington Post y Time también eran «misiones extranjeras» y, como tales, les solicitó un informe escrito sobre «su personal, sus finanzas, sus operaciones y sus propiedades» en el país.

Además, exigió que los periodistas de  New York Times, el Wall Street Journal y el Washington Post, cuyas credenciales de prensa expiran este año,las devuelvan en un plazo de diez días. «No se les permitirá seguir trabajando como periodistas en China, incluyendo las regiones administrativas especiales de Hong Kong y Macao».

Pekín consideró que la actitud frente a la prensa china del gobierno de Trump conllevaba una «mentalidad de Guerra Fría» que demostraba la hipocresía de los Estados Unidos con relación a la libertad de prensa.

No hay virus que pare la guerra

La tensión entre las relaciones chinas y estadounidenses fue ‘in crescendo’ a partir de que se desató la pandemia del coronavirus.

La semana pasada, Lijian Zhao, vocero del Ministerio del Exterior Chino, sugirió que el coronavirus pudo haber sido llevado a Wuhan -consciente o inconscientemente- por militares estadounidenses que partciparon en los Juegos Mundiales Militares en la ciudad de Wuhan en octubre y noviembre últimos. El funcionario exigió el jueves a EE.UU. que revele lo que está ocultando sobre los orígenes del covid-19. Los Estados Unidos reconocieron que hubo militares que fueron diagnosticados como influenza por falta de información sobre el virus en ese momento.

Por otro lado, luego de haber estallado el alerta de la epidemia, 30 000 soldados estadounidenses desembarcaron en varios países de la Unión Europea ‎sin observar las medidas sanitarias decretadas por los Estados miembros de la UE. Al tiempo que los ministros de Defensa de los 27 países miembros de la Unión Europea se reunían el 4 y el 5 de marzo en Zagreb (Croacia) con el objetivo de favorecer la «movilidad militar», sin mención alguna a cómo controlar la pandemia.

Según destaca la Red Voltaire: «El ensayo decisivo en ese sentido es el ejercicio Defender Europe 20 (Defensor de Europa 2020), ‎programado para los meses de abril y mayo. El secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, ‎quien participó en esa reunión de la Unión Europea, lo definió como «el mayor despliegue de ‎fuerzas estadounidenses en Europa desde el fin de la guerra fría». ‎

En el mismo sentido, la Comisión Europea ha previsto una primera asignación de 30 000 millones de ‎euros, para un Plan de Acción que prevé ‎«simplificar las formalidades aduanales para las operaciones militares y los transportes ‎de mercancías peligrosas de tipo militar». ‎

Suena por lo menos curioso que mientras el mundo estudia como limitar el ingreso de ciudadanos por sus fronteras los ministerios de defensa de Estados Unidos y Europa no pierdan de vista el objetivo de favorecer el ingreso de ‘mercancías peligrosas’, al menos así era hasta la semana pasada.

El 13 de marzo, el portal Democracy Now informaba: «Estados Unidos lanzó una serie de ataques aéreos en Irak contra grupos paramilitares apoyados por Irán. Estados Unidos describió los ataques como una represalia por un ataque con cohetes que mató a dos soldados estadounidenses y a un médico del ejército del Reino Unido el miércoles».

Claro que la región también está siendo atacada por la pandemia y no solo por ataques aéreos. Al día de hoy, Irán ha reportado poco menos de 1.000 fallecimientos por coronavirus aunque la Organización Mundial de la Salud estima que la cifra real de muertes podría ser cinco veces mayor.

L.G.C

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda