Jaque mate, por Virginia Giussani

No sé cómo será 

sólo sé que será distinto

Acaso 

había que despellejarse 

para aprender a tocarnos

el corazón?

Cuando volvamos al sol

a las miradas

a los abrazos

sólo pido

que no seamos los mismos

La vida se juega una

partida de ajedrez

con la muerte

El mundo vibra

late se retuerce 

en cada movimiento

Y cuando la vida gane

habremos ganado todos

y el horizonte

sin dudas

tendrá que ser distinto

Más justo

más solidario

más generoso

Jaque mate a la muerte

Que así sea

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda