Los Beltrán en Dánica: violadores seriales de derechos laborales

Primero incumplieron con los protocolos sanitarios por la pandemia del COVID-19, después despidieron a cinco trabajadores sin respetar el decreto que lo prohibe, por último, decidieron violar la Conciliación Obligatoria dictada por el Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, y realizaron un Lockout patronal en una actividad que fue declarada esencial por el Poder Ejecutivo Nacional. Cuando los trabajares decidieron acatar la conciliación y levantar las medidas de fuerza por los despidos se encontraron con la fábrica cerrada.

Nada de esto le importó al Grupo Beltrán, actual propietario de la planta, que decidió ilegalmente mantener las puertas cerradas de la planta en el día de la fecha. Las compañeras y compañeros trabajadores, junto al SOEIA, acataron la medida ordenada por el Ministerio y se presentaron a trabajar hoy a las 5 am, encontrándose con un cartel de la empresa que decía “Planta cerrada hasta nuevo aviso”.

Todo esto ocurrió en la planta de Avex Dánica Llavallol. Sí, Dánica dorada ¿se acuerdan? Era para untar. La imagen de una encantadora niñita acompañó la infancia de muchos. Pero pasaron cosas.

Se sucedieron las crisis y los dueños. El último recambio fue cuando Brasil Foods (BRF) decidió vender Avex, unidad que reunía al frigorífico aviar de Río Cuarto y a la tradicional fábrica de manteca Dánica, por u$s50 millones.

Además del negocio frigorífico, el Grupo cordobés Beltrán produce derivados de grasas bovinas y vegetales, levaduras y harinas de carne y de hueso para alimentación animal a través de Refinería del Centro.

Con la compra de Dánica sumó las plantas en Llavallol, en el Gran Buenos Aires y en Villa Mercedes (San Luis), donde procesa más de 10.000 toneladas mensuales de margarinas, aceites desodorizados, mayonesas, aderezos y productos para panificación, con las marcas Dánica, Manty, Delicia y D’fiesta, entre otras.

En un comunicado firmado por SOEIA, sindicato aceitero, afirman: «Mientras somos millones de argentinas y argentinos los que estamos realizando enormes esfuerzos solidarios para combatir una pandemia global y defender la salud y la vida, el Grupo Beltrán pone en riesgo a los trabajadores al incumplir los protocolos de la Emergencia Sanitaria, ignora la vigencia del Decreto 329/2020 que prohíbe despidos y suspensiones por 60 días e incumple con un Lockout la Conciliación Obligatoria del Ministerio de Trabajo de la Provincia de Buenos Aires, burlándose del sacrificio de todo el pueblo argentino. Parecen imaginar los directivos del Grupo Beltrán, particularmente el gerente Víctor Cursi -quien dió la orden de clausurar el acceso esta mañana- que se encuentran fuera de la juridiscción de las leyes y normativas que rigen en el territorio nacional.»

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda