Desalojan con balas de goma a trabajadores del Frigorífico Penta

En la tarde de este jueves, los trabajadores del frigorífico Penta, fueron reprimidos por la policía bonaerense con balas de goma y golpes. Hay varios heridos.

El conflicto comenzó en diciembre, cuando fueron despedidos 10 obreros. La patronal exigió la renuncia de tres delegados amenazando que cerrarían la planta en caso de no hacerlo. El 17 de marzo, casi al mismo tiempo que la cuarentena, concretaron la amenaza: se produjo el lock out patronal y cerraron las instalaciones. El Ministerio de Trabajo dictó la conciliación obligatoria que no fue acatada por la empresa, que dejó de pagar salarios y aportes previsionales. El frigorífico justificó la medida argumentando “acciones desleales por parte de trabajadores”.

Ante esta situación, los 250 obreros del frigorífico decidieron acampar en el portón. Hoy fueron brutalmente reprimidos. Hace 20 días que vienen luchando contra un lock out del empresario Ricardo Bruzzese, dueño del Penta, tiene otros dos frigoríficos y es presidente de la Cámara Argentina de la Industria Frigorífica (CADIF).

Tal como indica la 750: ‘La intendenta de Quilmes, Mayra Mendoza, y el director Provincial de Delegaciones Regionales del Ministerio de Trabajo, Miguel Funes, mantuvieron una reunión junto a delegados y directivos del sindicato donde se acordó insistir con las presentaciones legales ante el Ministerio de Trabajo de la Nación y de la provincia de Buenos Aires y la búsqueda de una solución al conflicto’.

“De ninguna manera, el Municipio de Quilmes avala la represión sufrida por los trabajadores y repudia la violencia como mecanismo de solución a este conflicto”, aseguraron desde el Municipio.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda