Héctor Amichetti: “Un tema a saldar en el debate sindical es la actitud corporativa”

Héctor Amichetti, Secretario General de la Federación Gráfica Bonaerense, miembro de la Corriente Federal de Trabajadores que lidera Sergio Palazzo, fue el interlocutor elegido esta semana por La Columna Vertebral para analizar la actualidad sindical en vista de una unificación de la CGT. Estos días Amichetti participó en cantidad de reuniones y debates de zoom. Con una amplitud de mirada muy grande, puede sentarse a la mesa junto a la CTA de los Trabajadores tanto como con ATE Nacional, los movimientos sociales, pequeños empresarios o productores agrícolas. La semana pasada formó parte de un zoom en apoyo a los trabajadores Algodoneros de Avellaneda en conflicto con Vicentín junto a Pablo Moyano, Hugo Yasky y delegados de la fábrica y otros sectores. Sergio Palazzo estuvo anunciado pero faltó a la cita. ‘No, no está enfermo’, nos tranquilizó. ‘Pasa que tiene muchas reuniones que se van superponiendo’, explicó.

LGC: Cuál es la razón que los lleva a este tipo de reuniones virtuales como la de Algodoneros?

“Suele ocurrir con esos conflictos del interior que son tapados, muchas veces aislados, y en regiones donde es muy difícil reclamar, en este caso los compañeros con unos niveles salariales muy bajos. Justo ese día hubo una situación violenta a la mañana en el lugar donde estaban los compañeros haciendo la medida, y ahora también están en una situación donde un juez ordena su desalojo así que hay un estado de tensión importante ahí, en la zona de reconquista.”

NA: Yo agregaría que está bien reunirse pero acordate que Perón decía que la mejor manera de patear los problemas era armar comisiones y a veces algunas reuniones de zoom me parecen las comisiones que decía Perón. ¿Cuáles han sido las relaciones que te parecieron más interesantes en esta maratón virtual?

“Lo que estamos tratando de acelerar en todos estos encuentros es la unidad de amplios sectores. No solo del movimiento de los trabajadores sino de los sectores pymes, del cooperativismo, lo que para nosotros se tendría que constituir la alianza fundamental que el gobierno necesita para ir en la dirección que está planteando, reactivar la actividad económica con todas las dificultades que ha creado la pandemia y que agravó una situación ya complicada. Si todos estos sectores nos estábamos encontrando después de haber recuperado un gobierno en línea con nuestro pensamiento, pero indudablemente esta situación de pandemia lo agravó y yo creo que acelera la necesidad de profundizar algunas medidas estructurales por parte del gobierno para poder dar respuestas a los intereses de la mayoría, de los trabajadores, los jubilados, las pymes y las cooperativas hay que afectar otros intereses, que son los que concentran un poder económico que es un sistema financiero que no funciona al servicio de la producción y el consumo, que es un comercio exterior que tendría que revender las mayores divisas volcadas al mercado interno. Pero vemos que cuando el Estado intenta avanzar como en el caso de Vicentin hay un rechazo muy fuerte de las multinacionales muy poderosas que no quieren que entremos en ese sector donde hay indudablemente situaciones de irregularidad que hacen recursos que tendrían que volcarse a la mayoría del país, y lo quieren concentrar en pocos bolsillos.

LGC. Esto en términos generales, pensando un modelo de país a futuro. Pero también se tiene que pensar que estamos en un momento de recomposición dentro de la CGT. Hace dos días se relanzó el Frente Sindical de Moyano, no entiendo bien a esta altura del partido cual es la diferencia entre la Corriente Federal y el Frente Sindical ¿No hay ninguna posibilidad de unirse? ¿Cuáles son las diferencias reales que existen?

“Nosotros de hecho hemos participado activamente en el Frente Sindical, contribuido a que se pudiera conformar el Frente de Todos y poder recuperar el gobierno. Las coincidencias siguen existiendo, la Corriente pone mucho el esfuerzo en sostener las ideas básicas del programa. Para nosotros la unidad se tiene que dar como programa a la CGT que incluye cosas muy concretas, muy prácticas, que posiciones tenemos los trabajadores con respecto a todos estos temas que veníamos conversando recién.”

LGC: ¿Cuándo va a haber elecciones? ¿Cuándo son las elecciones para la CGT finalmente?

“La CGT naturalmente tendría que renovar ahora, 22 de agosto, y finaliza su mandato, por la pandemia todas estas elecciones han sido suspendidas al igual que las asambleas por lo menos hasta fines de septiembre. El mandato está prorrogado hasta fines de marzo, ahí en ese período entre septiembre y marzo se verá cómo evoluciona la situación cómo para poder permitir un acto electoral como su congreso en la CGT. Yo creo que lo más probable es que se estire el mandato hasta marzo del año que viene. Independientemente de eso lo que sí decimos es que debería canalizarse en este período una acción unificada de la CGT, porque si no se generan cuestiones en la que no estamos todos de acuerdo. Por ejemplo, si vamos a ir a una reunión en representación del movimiento obrero con AEA, bueno, a qué vamos a esa reunión. Porque ellos están pidiendo rebaja de impuestos al gobierno porque dicen que ellos son los que van a sacar el país adelante. Bueno, lo primero que tendrían que hacer es traer la plata que tienen afuera, porque todos los de AEA que estaban ahí reunidos, nosotros miramos el listado de quienes fugaron capitales de 86 mil millones de dólares, informe oficial del Banco Central y casi todos ellos están con mucha plata afuera. Entonces este es un problema que si no determinamos en conjunto los trabajadores cómo funciona nuestra organización madre, trae por supuesto mayores diferencias y disputas que habría que evitar.”

NA: Cuánto tiene que ver en la imposibilidad de juntarse determinados personalismos? cuánto pesa que el año que viene es un año electoral y comienzan a orejear el truco de las listas?

“Ese es uno de los grandes problemas juntamente con lo que yo marcaba anteriormente que es la actitud a veces corporativa. Ahí hay una diferencia de metodología que es importante y que debemos saldar, lo que no nos detiene en el sentido de valorar cosas positivas que hemos logrado. Por ejemplo, con los diputados sindicales en el parlamente se planteó esta iniciativa de esta ley de teletrabajo y logramos ahí una gran fortaleza y salió una ley que no es un tema menor, porque detrás del libre manejo de cómo es el teletrabajo sin regulación ni nada, abrió una afiliación de empresariados que reaccionó después cuando el proyecto fue al senado tratando de frenarlo, de tumbar la ley, porque precisamente ellos lo que buscaban es generar un precedente de que con el teletrabajo se eliminan las regulaciones, no hay jornada de trabajo, abaratamos costos para decirlo en términos generales. El hecho de haber reaccionado y haber tenido en los legisladores una pata sindical muy fuerte, una comisión de trabajo conducida por Vanesa Siley que es una compañera de La Corriente, que fue capaz de convocar a todos los sectores, incluidos los empresarios, para que pudieran discutir seriamente que significaba ese proyecto de ley me pareció un paso importante.”

LGC: Por último, cuál es la situación del gremio gráfico en este momento?

“Una parte del gremio ha mantenido una actividad porque hay actividades esenciales cómo el envase, alimento, medicamento, hemos estado trabajando para estos programas especiales del Ministerio de Educación para los chicos que no tienen acceso a internet, se han hecho millones de cuadernillos y por supuesto los medios gráficos de comunicación donde están indudablemente muy golpeados por el tema de lo digital pero que se han mantenido, diarios, revistas. El más golpeados es el sector libro que está prácticamente paralizado por no ser considerado actividad esencial.”

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda