Aumentarán el presupuesto para agricultura familiar. Alberto Fernández con movimientos campesinos

En ocasión de celebrarse el 8 de septiembre el día del agricultor y la agricultura familiar en conmemoración de la fundación de la primera colonia agrícola en argentina en el año 1856, se llevó a cabo una reunión virtual del Consejo Nacional de la Agricultura Familiar, de la que participaron Alberto Fernández y el ministro de Agricultura, Ganadería y Pesca, Luis Basterra, junto representantes de 20 organizaciones de la Agricultura Familiar Campesina e Indígena. En esa ocasión el gobierno presentó un plan de inversiones para el fortalecimiento de ese sector por un monto total de $12.781 millones. Además, se comprometieron a incrementar fuertemente el presupuesto de la Secretaría de Agricultura Familiar con un aumento estimado en 119% en 2021, alcanzando los 2863,6 millones de pesos.

Se trata de un paso adelante para la reglamentación de la Ley 27.118 de Reparación Histórica de la Agricultura Familiar para la Construcción de una Nueva Ruralidad en la Argentina que fue recibido con entusiasmo por los distintos movimiento sociales agrícolas e indígenas.

En diálogo con el portal AnSol, Mercedes Taboada, referenta del MNCI-VC de Florencio Varela explicó: “La ley de Agricultura Familiar en sí nos beneficia por la suspensión de desalojos, el acceso a la tierra para los productores, que un agricultor familiar tenga tierra para vivir y producir con su familia”.

Durante la reunión, Alberto Fernández afirmó: “Cada argentino merece tener la posibilidad de crecer donde nació, de estudiar en el lugar donde nació, de hacer una familia donde nació, de tener trabajo donde nació, de disfrutar, de pasarla lindo en el lugar donde nació. Ese debería ser un objetivo que todos tenemos que meternos en la cabeza”.

Entre los temas conversados figuró la importancia del programa Semillar para la producción y distribución de semillas de calidad que ayuden a cuidar la diversidad y la necesidad de avanzar en facilitar el arraigo de los campesinos con la construcción de escuelas y hospitales, mercado interno, con conectividad.

“Lo que queda, para la agricultura familiar, es conseguir una reforma agraria integral y popular, que sería la frutilla de la torta”, concluyó la dirigente campesina.


La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda