Chubut: asambleas ambientalistas en estado de alerta.

A través de un comunicado difundido en el día de hoy, la Unión de Asambleas de Comunidades de Chubut (UACCH) denuncia que el gobierno de Chubut intentará sortear la Ley provincial N° 5001 (actualmente denominada Ley XVII – Nº 68), que prohíbe la minería a cielo abierto y utilización de cianuro, para avanzar en la habilitación del proyecto de plata, plomo y cobre (entre otros minerales y tierras raras), llamado “Navidad”.

Dicho proyecto presentado por la minera canadiense American Silver, pretende explotar a cielo abierto, según denuncian los asambleistas quienes afirman: «Nunca se realizó consulta previa al mundo indígena (Convenio Nº 169 de la OIT). Nunca se hizo Estudio de Impacto Ambiental con Audiencia Pública (Ley Nacional N° 25.675 y Ley XI – Nº 35 (Antes Ley N° 5439, Código Ambiental de la Provincia del Chubut).»

El comunicado concluye:

  • Nos declaramos en estado de ALERTA TOTAL y MOVILIZACIÓN PERMANENTE y responsabilizamos al gobierno provincial, y a cada uno de los/as legisladores/as, por las consecuencias de llevar a la población a un estado de zozobra general en tan difícil momento.
  • Convocamos a la comunidad, en cada pueblo y ciudad de Chubut, a expresar su repudio de la manera que considere apropiada, conformando asambleas abiertas a la manera de cabildos en defensa del agua y del futuro de toda la población, con reuniones semanales en espacios al aire libre, distanciamiento social y protección, cuidando la salud de todxs. Para profundizar de esta manera los caminos hacia una democracia donde todos/as seamos partícipes de las decisiones comunitarias.
  • Alertamos que no aceptaremos que intenten falsear la Iniciativa Popular en marcha, uno de los procesos democráticos ciudadanos más importantes que se conozca en la historia reciente de la provincia del Chubut. No aceptaremos una estafa como la de 2014.
  • Reiteramos, que cualquiera sea el marco legal que se quiera aplicar, exigiremos la prohibición absoluta de la megaminería, por lixiviación o flotación, y la utilización de cianuros, ácido sulfúrico, xantatos, y cualquier otro reactivo toxico, peligroso o susceptible de serlo, que se use en la actividad extractiva.
  • Ratificamos, una vez más, que el agua subterránea del acuífero Sacanana es un bien común no renovable, no es un producto mercantil, es el alimento natural de cada uno de nuestros cuerpos. En cambio, hay múltiples proyectos para desarrollar en la meseta, pensados desde las propias comunidades. Se trata de propuestas de desarrollo local económicamente factibles, ecológicamente apropiadas, socialmente justas y culturalmente respetuosas, equitativas y sin discriminación.
  • Finalmente, decimos que llegó la hora de estar presentes en las calles. Las imponentes movilizaciones del año pasado en Mendoza nos señalan el camino.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda