Huelga nacional de los aceiteros a partir de hoy

La Federación de Trabajadores del Complejo Industrial Oleaginoso, Desmotadores de Algodón y Afines de la República Argentina difundió u n comunicado en el día convocando a un plan de lucha, cuya primer medida de acción de acción directa comienza este martes 13 de octubre a las 14 horas con una huelga en las plantas aceiteras del país. Reclaman la actualización salarial pendiente desde el mes de agosto y denuncian a las cámaras CIARA, CIAVEC y CARBIO por negarse a cualquier tipo de aumento. Exigen que se respete el derecho constitucional y legal de cobrar un Salario Mínimo Vital y Móvil que, basándose en los informes del Indec, sería de 81.670 pesos.

«Llama la atención que habiendo sido una actividad declarada esencial, y que por lo tanto no dejó jamás de producir durante la pandemia, lo que generó una rentabilidad superior a la de años anteriores, la postura de las cámaras sea la negativa a negociar. Las agroexportadoras desconocen que esas ganancias extraordinarias son fruto del esfuerzo de los trabajadores que arriesgaron su vida y la de sus familias al quedar exceptuados del Aislamiento Social Preventivo y Obligatorio al que se sometió a la mayoría de la población del país por una emergencia sanitaria sin precedentes en el mundo.», expresan en su comunicado. Y continúa: «Estas empresas, históricas ganadoras del modelo agroexportador, han sido recientemente beneficiadas con las medidas del gobierno nacional, percibiendo una transferencia de cientos de millones de dólares que se suma a su ya extraordinaria rentabilidad. Pero en vez de dar el ejemplo, aumentando salarios para reactivar la economía, se niegan a negociar.»

Son varios los conflictos que se sucedieron en los últimos meses y denotan una ofensiva de las patronales en contra de la representación sindical de los aceiteros. Tal el caso del Grupo Beltrán en la empresa Dánica, que comenzó en su planta de Llavallol el segundo lock out en seis meses, para extorsionar a los trabajadores a que “acepten” un cambio de convenio para pasar al sindicato de la alimentación. También señalan la situación del grupo Vicentin «que luego de aprovecharse de multimillonarios préstamos del Estado que no ha pagado, condena a los trabajadores de la Algodonera Avellaneda a salarios de miseria.»

Por estas razones a partir de las 14 horas comienza un paro general sin fecha de finalización. El comunicado concluye con un grito de lucha:

«¡Viva la clase trabajadora! ¡Viva la lucha de los trabajadores! ¡Viva la huelga de los aceiteros!»

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda