El caso Etchevehere ¿quién usurpa a quién?

A través de un comunicado difundido hoy, Dolores Etchevehere, hermana del ex ministro de agricultura durante el gobierno de Macri, con el patrocinio letrado de Juan Grabois, anunció la fundación de la Comunidad Rural Organizada Artigas en Entre Ríos sobre las tierras que «legalmente corresponden a Dolores que ha decidido donar el 40% de su herencia a las organizaciones campesinas como reparación histórica del daño provocado por su familia.»

La iniciativa surge del llamado Proyecto Artigas que en su sitio oficial informa: «Dolores Etchevehere es la única hija mujer de una de las familias terratenientes más poderosas y ricas de Entre Ríos. Mientras su padre vivió, Dolores, a diferencia de sus tres hermanos varones, nunca fue parte de los negocios de la familia. Cuando su padre murió en 2009 sus hermanos Luis Miguel, Sebastián y Juan Diego Etchevehere no solamente mantuvieron a Dolores excluida de los negocios sino que le impidieron el acceso a sus derechos hereditarios.».

Por su parte, el ex ministro Luis Miguel Etchevehere, desconoció la pertenencia de esas tierras a su hermana y denunció hoy la usurpación de un campo familiar en la provincia de Entre Ríos, señalando la responsabilidad de la acción del dirigente social Juan Grabois, de acuerdo a lo publicado por el diario La Nación.

«Un grupo armado, liderado por Facundo Taboada, ingresó por la fuerza y usurpó en Entre Ríos un campo propiedad de Las Margaritas SA en nombre de Juan Grabois. Se denunció el hecho en la fiscalía de La Paz, a cargo del fiscal Dr. Oscar Sobko», escribió el exfuncionario en su cuenta de Twitter.

Los Etchevehere fueron condenados por usurpación

Los Etchevhere también fueron denunciados por usurpación de tierras por un arrendatario y en junio de éste año fueron condenados a pagar una retribución.  El portal Valor Local informó: «La Sala III en lo Civil y Comercial confirmó un fallo de primera instancia que condenó al ex presidente del Consejo Empresario Juan Diego Etchevehere; a su hermano Luis Miguel Etchevehere, ex ministro de Mauricio Macri y al resto de los herederos de Luis Felix “Zahorí” Etchevehere a indemnizar al arrendatario de un campo en la zona La Paz a quien los condenados le destrozaron sus cultivos.» Según el mismo medio, todo comenzó «el 14 de julio de 2007 cuando José María Morcillo, quien junto a Pío Tomás Tyrrel había arrendado 65 hectáreas de campo a la Escuela Agrotécnica Paraje Quebracho, fue a controlar los cultivos de lino allí sembrados y se encontró con que habían cambiado los candados y cadenas de acceso al predio. Morcillo certificó la situación en ese momento con un escribano. El arrendatario, que había firmado el contrato para la explotación de la tierra hasta el 2010, volvió cuatro días después al campo, donde ya se habían instalado tres personas quienes, a punta de escopeta, le impidieron nuevamente ingresar y lo obligaron a retirarse. Del lino plantado no había quedado ni el recuerdo.»

Una historia de conflictos judiciales

No es la primera vez que la familia Etchevehere se ve envuelta en litigios con la justicia. De acuerdo a lo informado por el diario Análisis Digital, dirigido por el periodista Daniel Enz, la familia de Leonor Etchevehere tiene una ‘compleja e intrincada vida judicial». Desde causas de legales por falta de pago de expensas y por colgarse de la luz en el edificio de El Diario, que cerró y los vecinos notaron la diferencia en la boleta de energía. Por esta razón se les abrió una causa que le provocó un embargo de 81 mil pesos de su cuenta del Banco Macro, y de otra cuenta perteneciente a la firma Construcciones del Paraná SA, también de la familia, por más de $146 mil  de capital más intereses; hasta denuncias por reducción a servidumbre de peones de su campo. Así explicaba Página 12 lo sucedido en ese mismo octubre del 2019: «Los hermanos Sergio y Antonio Cornejo tienen hoy 64 y 70 años respectivamente; siguen viviendo en el campo La Hoyita, en Rosario del Tala, en la casa a la que fueron acarreados por Luis Miguel Etchevehere tras la denuncia por reducción a la servidumbre realizada por el ex Renatea en 2014. Esta familia insignia de Entre Ríos los explotó durante 38 años hasta que el organismo creado junto a la segunda Ley del Peón Rural (2011) los rescató.»

Los manejos oscuros de la familia incluyen investigaciones por irregularidades que se habrían cometido con la venta de la Estancia Quebracho. Los Etchevehere, a través de Las Margaritas SA, justamente la estancia afectada en el Proyecto Artigas, están sospechados de un fraude de vaciamiento patrimonial que está siendo investigado.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda