Resoluciones del plenario de CTERA

Con la firma de sus titulares, Sonia Alesso y Roberto Baradel, CTERA dio a conocer las resoluciones del plenario nacional virtual del martes 13 de octubre del que participaron representantes de todas la provincias.

«Somos los docentes y las familias los que estamos sosteniendo desde marzo los procesos de enseñanza aprendizaje que no se han detenido un solo día, aun con las escuelas como espacio físico, cerradas. Fuimos y somos las y los docentes los que pagamos teléfonos, conectividad y exceso de sobrecarga laboral.» Así comienza el reclamo por doce puntos establecidos por el plenario.

Con relación a la presencialidad sostienen que «dependerá de las condiciones sanitarias y epidemiológicas adecuadas, esto implica nula o baja circulación del virus, y junto con ello, que se garanticen las condiciones de infraestructura, distanciamiento, provisión de materiales de bioseguridad y todo lo previsto en el protocolo elaborado por el Consejo Asesor del Ministerio de Educación de Nación». En tal sentido, remarcan que las experiencias en el mundo muestran que la apertura de escuelas en contexto de pandemia con determinadas circulación del virus, han multiplicado los contagios y favorecieron un nuevo brote en los países donde habían definido la vuelta a la escuelas en forma presencial .

Con el fin de garantizar la igualdad de la educación, CTERA exige, a los Gobiernos Nacional y Provinciales, la provisión urgente de conectividad y equipamiento tecnológicos a estudiantes y docentes.

Reclama la reapertura de paritarias en las jurisdicciones que todavía no lo han hecho y se solidariza con los maestros y estatales de la provincia de Chubut, exigiendo el desprocesamiento de Santiago Goodman y de todos los dirigentes de Atech a los que se le han abierto causas por el solo hecho de ejercer su derecho a la protesta. Por último, piden que se pague de manera urgente los salarios adeudados y que se respeten los plazos de pago en el futuro.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda