«Un plebiscito inédito en 210 años de historia»

Como consecuencia de protestas masivas que no logró frenar la pandemia, hoy Chile vota un plebiscito que abre las puertas a una reforma constitucional para modificar la que todavía rige de tiempos del Pinochet. Las primeras impresiones en esta jornada electoral fue la afluencia de votantes, la más grande desde que hace 8 años se dispuso que el voto era voluntario. Así lo confirma la cámara electoral chilena y lo demuestran las largas colas que se ven en los lugares de votación.

La Columna Vertebral consultó a Marco Enríquez Ominami, ex candidato presidencial de Chile y uno de los fundadores del Grupo Puebla, quien no dudó en calificar estas elecciones como «una de las más importantes de la historia de Chile.

LCV: ¿Qué significado le otorga a este plebiscito en Chile?

«Es el encuentro entre dos mundos: el mundo de las y los que protestaron con las élites políticas que acordaron un proceso constituyente. Se trata de un plebiscito inédito en 210 años, un momento histórico trascendental, y también la derrota a los conservadores que siempre quisieron bloquear el debate sobre una nueva constitución para más derechos. Si se aprueba, la consecuencia inmediata será el inicio de un proceso inédito en materia constitucional, pero también la derrota del gobierno de Sebastián Piñera que ha intentado mantener privilegios y una desigualdad galopante en medio de una pandemia», agregó Ominami.

LCV: ¿Cómo relaciona este retroceso de Piñeira con la victoria de Arche en Bolivia? ¿Puede modificarse el mapa geopolítico regional?

MEO: Sí, yo creo que esto es una señal de que los valores progresistas están
de vuelta y que las clases medias están volviendo a confiar en un proceso de cambio, una fuerza tranquila de cambio. El progresismo tuvo dificultades para relacionarse con la clase media como electorado. Pero, efectivamente, el retroceso de Piñera va en la línea del triunfo de Bolivia, del progresismo de México, Argentina y pronto será ecuador también. Creo que quedó claro que la derecha llegó con una propuesta de cambio que no resultó, ellos fueron más bien un retroceso y lo que se requiere ahora es avanzar. Aunque la economía no nos acompaña, el
mundo no nos acompaña, América Latina y el Caribe y en especial América del Sur, siendo la región mas golpeada por este virus a nivel mundial, es también la región que tiene herramientas para salir adelante. Creo que el progresismo entiende mejor la idea de la justicia social y de una social prosperidad.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda