La semana pasada festejábamos una victoria: después de 12 años de presencia, trabajo y lucha, la Cooperativa El Adoquín, que reúne a 200 familias artesanas en la Ctep, y a quienes conocemos por estar siempre en la esquina de Independencia y Defensa, en la Feria de San Telmo, lograban que el Gobierno de la Ciudad firmara un acuerdo por lo cual legalizaban sus puestos y garantizaban su trabajo. 

Gabriela Olguín, presidenta de la Cooperativa El Adoquín, agredida por una patota

Este domingo, La Columna Vertebral se acercó a la Feria para felicitarlos en persona y grande fue nuestra sorpresa cuando vimos la calle Defensa, a esa altura, sin puestos. Este lunes supimos lo ocurrido. Gabi Olguín, presidenta de la Cooperativa, escribió en su twiter: “He sido judicializada, retenida, decomisada, desalojada, perseguida. Pero nunca había vivido una violencia como la de los últimos domingos”. Una patota que dice llamarse “artesanos en lucha” y cree ser dueña de la vereda, arremetió contra Gabriela Olguin con insultos, amenazas, huevazos, empujones al grito de expresiones contra su condición de mujer y feminista. “Sabemos dónde vivís”, advirtieron mientras la rodeaban.

La tensión y la violencia impidió montar los puestos donde lo hacen normalmente y se corrieron hasta la calle Chile. 

Por este motivo, se lanzó una campaña de solidaridad con los trabajadores de El Adoquín, en especial con su presidenta, Gabi Olguín, quien responsabilizó a ese grupo de cualquier atentado que pudiera sufrir. Inicio una campaña de junta de firmas para solidarizarse con los artesanos de San Telmo de la CTEP.