Existe un país que se llama Burkina Faso en el oeste de África, de nuestro lado, el Atlántico. Como toda Africa, ese país fue una de las cunas de la humanidad. Burkina tiene miles de miles de años de historia. Algo así como 14.000 años de cultura. Desde aquellos primeros cazadores-recolectores que decidieron quedarse quietos y se convirtieron en agricultores y llegaron hasta hoy: la República Burkina Faso. Con indudable humor o precisión, el redactor de Wikipedia, dice: “el jefe del Estado es denominado como “presidente del Faso” (de modo abreviado, “PF”), en lugar de presidente de la República.”

Esta semana se conoció el asesinato de dos periodistas españoles en esa República del noroeste africano: David Beriain (Artajona, Navarra, 43 años) y Roberto Fraile (Barakaldo, Bizkaia, 47 años), quienes estaban desaparecidos desde este lunes. “Ambos reporteros y un ciudadano irlandés que viajaba con ellos han sido asesinados en un ataque de un grupo de hombres armados que asaltó el convoy en el que los tres se desplazaban. Permanece desaparecido un ciudadano de Burkina Faso que también se encontraba con los asesinados”, informa la agencia France-Presse. Muchas organizaciones de periodistas y reporteros gráficos condenaron el hecho.

En La Columna Vertebral, homenajeamos a uno de los reporteros asesinados con el recuerdo que publica en su muroAngel Strapazzon, del Mocase:

“Como en el 2000, cuando nos acechaba las sombras de criminales, genocidas, Ahí estabas David, con tus 23 años. Me preguntabas, qué haría si un hijo mio se expusiera asî por los derechos de los pueblos? Uno de esos periodistas de las guerras injustas, libradas por los poderosos contra los pueblos. ¿Te acordas que te lo dije cuando salió aquel informe central en ‘El LIberal’ de los Castiglioni. Devastador, fue jaque mate al juarismo criminal. Ahí estaban las complicidades, de muchos que pasaban información sobre las actividades de los militantes del MOCASE VC. Me llamaste esa madrugada, Angel, me decías emocionado con tu acento navarro, han publicado en el informe central de El Liberal nuestra investigación!. Cuantas victorias de la dignidad humana construiste con tu corazón, tu compromiso, tu sagacidad e instinto de periodista comprometido. No sabes, David, cuantas veces he contado sobre vos, sobre nuestra complicidad ética política. Nos admiramos mutuamente, aunque, David, dejame decirte que pasabas las barreras del coraje. Te recordé, hace pocos en un viaje, conté nuestras jugarretas, tal vez la historia diga que fueron hazañas. Las tuyas, las reverencio y me rindo a tu grandeza, te mando un gran abrazo , por donde andes, que seguro es merecidamente, el infinito mas bonito, mas profundo, y mas pleno.”

El título del post de Angel era: “David Beriain, el reportero valiente al que le quemaba la silla de la redacción.”

Lástima que nadie nos cuente que andaba buscando David en el noroeste de Africa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here