Ocupación relámpago: 4 horas de negociación y una foto que recorrió el mundo

«Si es de Lula es nuestro. Si no, porqué lo detuvieron” decía el cartel que colgaron los militantes que decidieron ocupar el supuesto ‘triplex’ de Lula por el que fue condenado a 12 años de prisión.

¿Quiénes fueron los protagonistas de esa acción identificados solo como ‘Pueblo sin Miedo’?

La cara visible del ‘operativo triplex’ fue Guilherme Boulos, histórico militante del radicalizado Movimiento de Trabajadores sin Techo de Brasil, y flamante precandidato a la presidencia por el PSOL (Partido Socialismo y Libertad).

«Pueblo sin miedo. Si es de Lula es nuestro»

El PSOL se creó en el 2004 luego de que el PT expulsara a varios de sus militantes, entre ellas, Heloísa Helena, primera candidata a presidente por esa fracción disidente del Partido de los trabajadores que en el 2006 obtuvo un 6,85 % de los votos quedando en tercer lugar. Luego, el caudal de electores se desbarrancó y en las últimas elecciones del 2014 Luciana Genro sacó 1,55%.

El 15 de marzo de este año, la revista Veja publicaba: “Después de 15 años de militancia en el Movimiento de los Trabajadores sin Techo (MTST), Guilherme Boulos, de 35 años, se afilió al PSOL esta semana y fue escogido el sábado, en la Conferencia Electoral, como candidato del partido a la presidencia de la República, su vice será la militante del movimiento indígena Sonia Guajajara”. En su discurso, Boulos explicó que su estrategia pondría fin a la conciliación de clases en la política: “Nosotros queremos disputar un proyecto de país. No tendremos una candidatura solo para marcar un espacio dentro de la izquierda brasilera, vamos a presentar una alternativa real de proyecto para Brasil”.

En apenas un mes muchas fueron las cosas que cambiaron y Brasil vive bajo el vértigo de los hechos. Marielle Franco, concejala del PSOL, fue asesinada a sangre fría en Río de Janeiro en la misma semana en la que Boulos anunciaba su candidatura. El ex presidente Lula Da Silva está en prisión, condenado a 12 años. El futuro, como todo futuro, es incierto.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda