Sacco y Vanzetti. Su agonía fue su triunfo

Joan Baez los inmortalizó con una hermosa balada. Gian María Volonté y Riccardo Cucciola les dieron un rostro en el cine. Antes de convertirse en leyenda, Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti eran dos jóvenes italianos que llegaron a Estados Unidos en 1908, con menos de veinte años. Uno era zapatero, el otro pescador. Allí estaban cuando estalló la primera guerra mundial en la que se negaron a participar debiendo exiliarse en México. Abrazaron la causa anarquista y apenas fue posible volvieron a Massachusetts y se unieron al sindicato industrial Trabajadores del Mundo (IWW). Sus ideas políticas y la actividad sindical los pusieron en la mira de los poderosos. Así fue como en 1920 los acusaron de robar 15 mil dólares en una acción en la que fueron asesinados dos empleados de la fábrica. Sin prueba alguna, el 14 de julio de 1921 fueron declarados culpables. La condena fue la pena máxima: ejecución en silla eléctrica. La condena internacional demoró la sentencia seis años, hasta agosto de 1927. Durante el proceso, Sacco declaró: ¡No hay justicia para los pobres en América!¡Oh, compañeros míos, continuad vuestra gran batalla! ¡Luchad por la gran causa de la libertad y de la justicia para todos! ¡Este horror debe terminar!
Vanzetti brindó conversó con un periodista meses antes de su muerte y le dijo: «Yo podría haber muerto, sin marcas, sin saberlo. Ahora no somos un fracaso. Esta es nuestra carrera y nuestro triunfo.”
En la foto, vemos la multitudinaria marcha en contra de la aplicación de la condena a Sacco y Vanzetti que se realizó en Buenos Aires, en julio de 1927.
El proceso contra Nicola Sacco y Bartolomeo Vanzetti quedó en la historia como uno de los más injustos y fraudulentos, tan es así que el presidente del jurado era el dueño de una de las fábricas en donde Vanzetti había organizado una huelga por mejoras laborales.
Para el mundo entero la sentencia fue clara. Los condenaron por pobres, extranjeros y anarquistas.

 

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda