Gases y heridos en Mosconi durante las protestas del día de San Cayetano

Tal como informó La Columna Vertebral, ayer la UTD de Mosconi junto a otras cuatro organizaciones de desocupados se movilizaron en reclamo de un aumento en los planes sociales y para exigir que se le otorguen los presupuestos ya comprometidos para la realización de obras.

Mientras en todo el país distintas organizaciones sociales marchaban por Tierra, Techo y Trabajo, en Salta alrededor de 300 desocupados decidieron cortar la ruta 34. A las 19 horas llegó la infantería policial y los desalojaron violentamente. A pesar de que una hora después el tránsito se había normalizado, comenzó una cacería en los barrios Gregorio Torres y 17 de agosto, linderos a la ruta, en busca de los piqueteros. Se escucharon disparos y de acuerdo a lo informado por el Hospital Municipal de Mosconi cinco menores fueron internados intoxicados por los gases. La información oficial dice que hay tres policías heridos por arma de fuego atendidos en Tartagal.

Una noche tensa que recordó aquellos días de los noventa en que el conflicto por la privatización de YPF provocó verdaderas puebladas en donde llegaron a incendiar la comisaría en o que sus habitantes recuerdan como ‘una noche de furia’. Luego, creció una organización de desocupados, la UTD, cuyo principal referente es el Ypeefeño Pepino Fernández. La Unión de Trabajadores Desocupados funciona como una municipalidad paralela. Construyen viviendas, mejoran escuelas, luchan contra el desmonte y por la dignidad de los pueblos originarios. Curiosamente, fue la misma UTD la que arregló la comisaría incendiada en la era menemista.

Este martes a la noche, luego de la represión y la confusión posterior, la justicia pidió la captura de Mario Rearte, titular de la Mesa Coordinadora de Desocupados del Departamento de San Martín bajo la acusación de ‘tentativa de homicidio’, responsabilizándolo por la heridas de un policía.

El concejal del Movimiento Popular Unido, Juan Carlos ‘hippie’ Fernández, otro de los fundadores de la UTD, denunció que el gobierno prometió obras que nunca llegaron y que “no hay trabajo y los planes sociales de 4.700 pesos no alcanzan para mantener a una familia que recibe cuentas de luz de 2.000 o 3.000 pesos”.

A la madrugada, los desocupados marcharon a la plaza principal exigiendo que fuera un respresentante de Urtubey para que explique porqué nunca de cumplieron los compromisos adoptados por el ejecutivo provincial en una mesa de negociación en la que participó incluso la Iglesia.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda