Una victoria internacional para los campesinos del mundo

El 17 de diciembre de 2018, la Asamblea General de las Naciones Unidas, reunida en Nueva York, adoptó la Declaración de las Naciones Unidas sobre los Derechos de los Campesinos y otras personas que trabajan en zonas rurales. Una victoria para el movimiento campesino del mundo que hace 17 años inició este proceso que tuvo su culminación en este reconocimiento internacional. Promovieron la iniciativa distintas organizaciones enroladas junto a La Via Campesina (LVC).

La Declaración invita a los Estados a tomar medidas para proteger la dignidad de los campesinos con las herramientas necesarias para sus vidas y trabajo. Reconoce a las mujeres campesinas, la niñez, la tercera edad y las personas con discapacidad; habla de los derechos a la vida, a los recursos naturales, a la integridad física, la libertad y la seguridad; menciona que estas poblaciones no deben ser sometidas a arrestos arbitrarios, tortura, esclavitud, ni servidumbre, entre otros; hace referencia a la necesidad de dar asistencia técnica, facilitar el acceso a tecnologías y garantizar que actores como las transnacionales respeten los derechos campesinos y de los trabajadores rurales. Solo por mencionar algunos puntos.

A partir de hoy, existe una herramienta internacional para apoyar a las organizaciones regionales y nacionales en sus reivindicaciones concretas. El voto final de la Asamblea representa la culminación de un proceso histórico para las comunidades rurales. Con 121 votos a favor, 8 votos en contra, y 52 abstenciones. La Asamblea General de la ONU representa a 193 Estados miembros, y de este modo abre un nuevo capítulo en la lucha por los derechos de los campesinos y otras comunidades rurales alrededor del mundo. Un camino que recién empieza, ahora deben ver de qué modo se implementa dicha declaración en los diversos países.

Elizabeth Mpofu, Coordinadora General de La Via Campesina

Esta declaración es una herramienta importante que debe garantizar y ayudar a realizar los derechos de los campesinos y otros trabajadores en las zonas rurales. Instamos a todos los estados a implementar la declaración con escrupulosidad y transparencia, garantizando a los campesinos y comunidades rurales el acceso y control sobre la tierra, semillas campesinas, el agua y otros recursos naturales. Como campesinos necesitamos la protección y el respeto por nuestros valores y nuestro papel en la sociedad para lograr la soberanía alimentaria“, dijo Elizabeth Mpofu, de Zimbabue, Coordinadora General de La Vía Campesina.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda