India: huelga histórica de más de cien millones de trabajadores

Las mujeres indias que sorprendieron al mundo con una muralla humana contra la discriminación de género, también protagonizan esta huelga

El 8 y 9 de enero se realizó en la India el tercer paro general en contra las medidas del gobierno del partido Bharatiya Janata Party (BJP). Exigen doce puntos elaborados por la Convención Nacional de Trabajadores entre los que figuran:aumento del salario mínimo, seguridad social universal, pensiones aseguradas, fin de los contratos precarios temporales, acabar con la privatización del sector público, bajar el precio de alimentos básicos como el arroz, el cumplimiento de las leyes laborales o dar respuesta al creciente desempleo que vive la India. 

La huelga masiva de 48 horas fue convocada por diez de los sindicatos más fuertes del país que calculan un seguimiento de entre 150 y 200 millones de trabajadores. Según los especialistas se trata de una movilización sindical histórica de proporciones nunca antes vistas de la que participaron sectores del  transporte, la banca pública, la industria energética, las minas de carbón, el comercio, las oficinas gubernamentales, el sector informal y numerosas fábricas. Resultado: las principales ciudades, parcialmente paralizadas; carreteras y vías de tren, bloqueadas; negocios y sucursales, cerrados; plantas de producción, vacías.

El paro tuvo repercusión también en las pequeñas islas con población tribal. Entre las demandas sindicales está la anulación de la ley de Adquisición de Tierras que permite a las compañías multinacionales confiscarlas sin compensación, lo que afecta a más de un millón de personas en estas áreas tribales.

Gautam Mody, secretario general del sindicato New Trade Union Iniciative (NTUI) declaró: “¿Por qué es tan fácil despedir trabajadores? Primero porque no hay contrato entre empleador y empleado. Pero además al final del día encontrarás uno nuevo, porque la masa de gente que busca trabajo es enorme, por lo que cada uno puede ser reemplazado por diez candidatos nuevos e incluso más baratos que vienen desde todos los puntos de India”.

El gobierno nacionalista indio prometió al asumir en el 2014 que crearía 10 millones de puestos de trabajo. La realidad lo está desmintiendo. Según el Centro de Seguimiento de la Economía India (CMIE), casi 11 millones de indios perdieron su empleo en 2018. La tasa de desempleo creció en diciembre al 7.4%, el dato más alto en los últimos 15 meses. 

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda