«Solo queremos trabajar»

Lo vamos a llamar Pedro, porque prefirió evitar su nombre verdadero y fotos. ¿La razón? Está fresco el recuerdo de la manifestación que se llevó detenidos a ciudadanos venezolanos, paraguayos y un turco estigmatizado como «hippie admirador del Che» por los grandes medios y toda la bulla alrededor de la posible deportación. Entonces prefiere el anonimato. Tiene 58 años, llegó hace dos meses y medio, le robaron la documentación con sus títulos habilitantes de farmacéutico y no puede volver a pedirlos en Venezuela. Hoy vende jugos de naranja para llevar la diaria. Lo entrevistamos el sábado a la mañana en la esquina del Molino. Vale la pena escucharlo:

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda