El paro sigue sumando adhesiones

La puja entre los líderes de la CGT y los del Frente Sindical por el Modelo Nacional causó la división entre aquellos gremios que acatarán el paro convocado por la central obrera para el 1º de mayo y los que deciden paralizar las actividades el 30 de abril. Por lo pronto, estos son los servicios y sectores clave que se verán afectados la jornada previa al Día del Trabajador:

EDUCACIÓN:

Docentes nucleados en CTERA adherirán a la medida de fuerza en todo el país, y a ellos se sumará el SADOP, lo que da como resultado que no habrá clases en las instituciones tanto públicas como privadas. Por otra parte, entidades sindicales de la educación superior, entre ellas Conadu y Conadu Histórica, redoblan la apuesta y, además de parar el 30 de abril, convocaron a un plan de lucha para los días 24 y 25. Carlos de Feo, secretario general de Conadu, explicó que la huelga de 48 hs se da en reclamo de que se reabran las paritarias: «Una paritaria que no tiene avances porque no nos dan respuestas, en un contexto de creciente inflación que golpea fuertemente al salario docente. Frente a esto, el Gobierno debe acercar una propuesta urgente».

BANCOS:

La Asociación Bancaria buscará paralizar la actividad financiera en todo el país. Para esto, no habrá atención al público en los bancos estatales y se espera que haya establecimientos cerrados o con atención limitada en el sector privado. Sergio Palazzo, líder del gremio, manifestó que la medida «no se trata de un gesto de desestabilización», sino de «un plan de lucha para que el Gobierno cambie su política económica».

TRANSPORTE DE MERCANCÍAS Y RECOLECCIÓN DE BASURA:

El sindicato de Camioneros paralizará la actividad de las 17 ramas de transporte de mercancías, que incluyen la recolección de basura, circulación de combustibles, caudales, agua y cereales, entre otras. Hugo Moyano, uno de los impulsores de la medida del 30 de abril y referente de Camioneros, fue de los más críticos con la CGT: «Estos señores ven que despiden y rebajan salarios y no reaccionan. Si esta CGT hubiera estado en la época de los militares, todavía estarían gobernando los milicos».

TRANSPORTE PÚBLICO:

La decisión de los distintos gremios de transporte con respecto a las medidas fue una de las grandes polémicas desde que el Fresimona anunció el paro del 30 de abril. Había trascendido que Moyano esperaba una adhesión de los transportistas para que la medida de fuerza fuera contundente, pero no todos los sectores lo apoyaron. Por un lado, los subtes acataran el paro y no prestarán servicios. A ellos se suma la Unión Ferroviaria Seccional Oeste Ferrocarril Sarmiento, de Rubén Sobrero. El resto de los gremios de la actividad solo adherirán a la medida del 1º de mayo, por lo que se prevé que el 30 de abril habrá un funcionamiento normal en la mayoría de las líneas ferroviarias.

Por otra parte, la UTA confirmó que no será parte de la medida de fuerza impulsada por el moyanismo, por lo cual los colectivos prestarán un servicio normal el 30 de abril. 

HOSPITALES PÚBLICOS:

La Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina confirmó que adherirán al paro, por lo que durante ese día la atención en los hospitales públicos será similar a la de un domingo. El gremio Fesprosa, que nuclea a 30 mil médicos, profesionales y trabajadores de los 600 hospitales públicos de todo el país, también acatará la medida.

ADMINISTRACIÓN DEL ESTADO: 

Un gran número de dependencias del Estado verán paralizada su actividad y atención por la adhesión de ATE y sus distintas seccionales. Sin embargo, el paro estatal no será completo dado que no participará de la medida la Unión del Personal Civil de la Nación, el gremio mayoritario del sector que lidera Andrés Rodríguez. Hugo ‘Cachorro’ Godoy, secretario general de ATE, manifestó que «hay que darle forma a la resistencia sobre este modelo neoliberal sintetizado en el Macrismo y en el Fondo Monetario Internacional».

INDUSTRIA METALMECÁNICA:

Dado que el Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor es uno de los gremios convocantes a la medida del 30 de abril, se prevé que cientos de fábricas y establecimientos de la actividad metalmecánica paren en todo el país. Ricardo Pignanelli, líder de SMATA, se refirió al delicado momento que atraviesa la industria y sostuvo: «Decían que íbamos camino a Venezuela. A Venezuela vamos a ir si rompen la industria, porque Venezuela no pudo generar una industria poderosa que le brinde laburo a los venezolanos. Si nos rompen la industria, vamos directo a ser Venezuela».

KIOSCOS:

La Unión de Kiosqueros de la República Argentina anunció que el lunes 29 y el martes 30 no se podrá cargar la SUBE ni crédito para los celulares en los kioscos, debido a que esos comercios se sumarán al paro general impulsado por la CTA y Hugo Moyano. De esa manera, protestarán contra las medidas del gobierno al mismo tiempo que intentan visibilizar uno de sus principales problemas: ganancias en el servicio de recargas electrónicas. Andrea Ruiz, referente del sector, explicó que «hace más de un año tenemos cero rentabilidad. Nos están explotando. A nadie le gusta trabajar por cero pesos».

 

 

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda