El Salario Mínimo ya está por debajo de la línea de indigencia

Según informó el INDEC, la Canasta Básica Total para una familia tipo, que define el nivel de pobreza, aumentó un 61,1% en los últimos 12 meses y dejó atrás al Salario Mínimo.

Con relación a abril, la Canasta aumentó un 2,9%, lo cual determinó que una familia considerada ‘tipo’ necesitó $30.337,84 para no ser pobre. Este número representa casi tres Salarios Mínimos.

Por otra parte, la Canasta Básica Alimentaria, que define el nivel de indigencia, aumentó un 2% en mayo y llegó a $12.806,78. Esto sirve como ejemplo básico de la pérdida de poder adquisitivo de los trabajadores, dado que el Salario Mínimo Vital y Móvil se mantiene congelado en $12.500, por lo cual no llega ni a cubrir la línea de indigencia.

En los últimos doce meses, la canasta alimentaria acumuló un alza del 61,7%, en contraste con el 25% que subió el salario mínimo.

 

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda