Cierra la histórica alimenticia Suschen y despide 105 empleados sin indemnización

La alimenticia Suschen, ubicada en la Matanza desde 1976, decidió cerrar sus puertas y dejó en la calle a 105 empleados, quienes se encuentran reclamando que se les abone las indemnizaciones correspondientes.

Sin previo aviso, la planta que había funcionado por 43 años sin interrupciones le comunicó ayer a los empleados que ese sería su último día de trabajo. «Ayer nos dijeron hasta acá llegamos y nos anunciaron el cierre de la fábrica Suschen, que produce las mielcitas y otras golosinas. Quedan 105 familias en la calle. No pagan ni las indemnizaciones», sostuvo José Luis Ledesma, delegado de la fábrica, en declaraciones a Radio 10.

La firma produce los tradicionales naranjú, tapas de alfajores, obleas y otras golosinas. En estas horas, los trabajadores están custodiando las máquinas a la espera de alguna respuesta de los dueños, Roberto y Maxi Duhalde, a quienes acusan de vaciar la firma y desaparecer.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda