Omar Plaini explica el Proyecto Industria 2030

El martes de 17 de diciembre, en un acto presidido por Ricardo Pignanelli, Sec. Gral de Smata, junto al presidente de la nación Alberto Fernández, y con la presencia de la vicegobernadora bonaerense Verónica Magario, funcionarios nacionales, provinciales y sindicales como -Hugo Moyano y antonio Caló, entre otros- se hizo público el Proyecto Industria 2030. Un plan a largo plazo para recuperar la producción que tiene como meta superar el actual estancamiento de 650 mil empleos en el sector automotriz y duplicar el nivel de empleo en 10 años.

En un artículo publicado en vísperas de navidad en el sitio del CODEHCOM (Colectivo por el Derecho Humano a la Comunicación), Omar Plaini explica los alcances de la propuesta:



«El Acuerdo requiere de la participación del Estado nacional, compromiso asumido por el presidente Alberto Fernández ante los empresarios de las terminales multinacionales como Ford, Fiat, Toyota, Volkswagen y todas las asociadas a la  Asociación de Fábricas de Automotores (Adefa), Autopartes Argentinas (Afac)  Asociación de Concesionarios de Automotores de la República Argentina (Acara), Asociación de Industriales Metalúrgicos (Adimra), incluyendo todos los pasos de la industria moderna de investigación más desarrollo con innovación tecnológica.

El Acuerdo reconoce la importancia de la incorporación de las tecnologías de la información y el conocimiento como la inteligencia artificial, el big data y procesos de manufactura 4.0. Con el reconocimiento de la necesaria conectividad para los nuevos vehículos y otras cuestiones colaterales como: tecnologías más limpias y seguras y los nuevas formas de compra y canales de comercialización.»

En el proyecto trabajaron de manera conjunta Smata, la Unión Obrera Metalúrgica (UOM) y otras organizaciones sindicales. Y tiene entre sus objetivos la promulgación de una ley que permita poner en marcha la industria automotriz. Según Plaini: «El plan estratégico en ningún momento postula un «acuerdo a la baja» o propugna pérdida de derechos laborales. Industria 2030 requiere de un Estado activo, que debata un sistema impositivo para el sector automotor, que permita superar los desequilibrios que se mantienen con México y Brasil, que como se explicita en este Acuerdo Intersectorial   se eluda la trampa de la financiarización, la globalización neoliberal y el proteccionismo nacionalista de las grandes potencias, que acosa al mundo del trabajo de los países periféricos.»

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda