Cacerolazo en Montevideo, convocado por Pit-CNT

Este miércoles se hizo sentir, en varios barrios de Montevideo, el cacerolazo convocado por una Intersindical de la que forman parte el Pit-CNT y otras organizaciones. Una de las razones fue la falta de respuesta del gobierno de Lacalle Pou frente a la emergencia sanitaria.

Mientras el ruido sonaba en los balcones, la cúpula del Pit-CNT se encontraba en cuarentena porque la secretaria de la Comisión de Asuntos Laborales del Parlamento uruguayo había sido contagiada por su hijo que había vuelto de Brasil.

Frente a las críticas recibidas por parte del oficialismo por politizar la emergencia, y de algunos sectores internos como ADEOM que la consideraron inoportuna, la central sindical respondió: «lo que nadie nos puede pedir es que no nos movilicemos a favor de lo que entendemos necesario para la población en general y, en particular, para los sectores más desposeídos.» También explicaron que el cacerolazo corresponde a la falta de respuesta a las propuestas de los sindicatos frente a la crisis.

Según relató a La Columna Vertebral la periodista uruguaya María Urruzola, hubo situaciones controvertidas. A modo de ejemplo señaló el veto de la Ministra de Economía a un acuerdo entre el sindicato de la construcción y las cámaras empresariales del sector para suspender su labor por unos días.

Entre las medidas propuestas por los sindicatos figuran: flexibilizar los vencimientos de las tarifas públicas, impuestos, alquileres y tarjetas de crédito; control de precios para la canasta familiar; compensar el ingreso caído para la economía informal; entre otras.

La coalición de gobierno de Lacalle Pou, unió sus fuerzas, a pesar de las diferencias, y convocó el mismo día del cacerolazo sindical a que se impusiera el himno nacional en los balcones.

Hasta el momento, solo hemos recibido videos caseros del cacerolazo.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda