Necesidades básicas insatisfechas, por Hernán López Echagüe

Necesito ya, de manera imperiosa, salir a correr y tomar aire fresco, cosa que nunca hago; visitar a mis hermanos queridos, a los que no veo desde hace años; necesito ir al cine, más allá de que tenga Netflix, HBO y Amazon, porque en el cine hay gente, que habitualmente me importa un bledo, pero es gente. Necesito abrazar a mis amigos, a los que siempre me las pasé abrazando por uasap. Mi cuerpo me pide a los gritos espacio, baile, elongaciones, trotes, piruetas, deporte, aire libre, naturaleza, arena, montañas, aunque cada día, al volver del laburo, no he hecho más que quedarme inmóvil de cara a la pantalla del televisor. Necesito, con suma urgencia, abrazar a mis viejos, que ya están muertos, y ni la menor idea tengo de cuándo murieron y menos aún por qué. ¡Quiero que me devuelvan mi libertad! ¡Esto es una dictadura!

(gentileza de Canal Abierto)

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda