Uber despidió a 3.500 trabajadores por videollamada

A través de una videollamada que duró poco más que tres minutos, la empresa Uber despidió alrededor de 3.500 empleados a nivel global a través de una videollamada realizada por la app Zoom. 

La llamada estuvo a cargo de Ruffin Chaveleau, directora del servicio de atención al cliente. Chaveleau comenzó la comunicación explicando que «el negocio de viajes compartidos se ha reducido en más de la mitad. No hay trabajo suficiente para muchos empleados en la primera línea de atención al cliente. Como resultado de eso, eliminamos 3.500 puestos de atención al cliente».

“Sé que esto es increíblemente difícil de escuchar. Nadie quiere estar en una llamada como ésta. Con todo el mundo trabajando a distancia y con un cambio de esta magnitud, teníamos que hacer esto de forma que se informara lo más rápido posible para que no lo escuchen a través de rumores”, explicó Chaveleau.

Uber ya había anunciado que, debido a la crisis del COVID-19, comenzaría a reducir su plantilla a nivel global. Si bien los viajes con conductores están en caída, Uber Eats, su división de entrega de comida, reportó un crecimiento del 53% en sus ingresos.

Dara Khosrowshahi, director ejecutivo de la compañía, argumentó que «estamos tomando estas decisiones difíciles ahora para poder avanzar y comenzar a construir de nuevo con confianza. Estamos concentrando nuestros esfuerzos en nuestras plataformas centrales de movilidad y entrega y redimensionando nuestra empresa para que coincida con las realidades de nuestro negocio”.

Para aliviar el impacto de los despidos súbitos, Uber planea compensar a los cesanteados con al menos 10 semanas de pago y continuar proporcionándoles beneficios de salud hasta el final de este año.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda