Chubut: piquetes y acuerdo entre empresas pesqueras y sindicato de Alimentación

Luego de semanas de tratativas para la actualización salarial entre la Cámara Argentina Patagónica de Industrias Pesqueras (CAPIP) y el Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Alimentación (STIA), el martes por la noche los trabajadores pasaron a acciones directas realizando bloqueos y piquetes en las puertas de las plantas.

Según informa la revista Puerto de Chubut, «Conarpesa fue la primera en sellar un acuerdo con el STIA, tras lo cual le liberaron los accesos a la planta de procesamiento en Puerto Madryn».

En principio, se acordó un«incremento salarial de carácter inicial no remunerativo de $ 10.000, en forma mensual, que será abonado conjuntamente con la segunda quincena de cada mes, para los mensualizados y de $ 5.000 cada quincena para los jornalizados». También se mantiene vigente el bono de $ 4.000 hasta su absorción en noviembre de 2020, momento en que pasará a integrar los básicos del convenio

La empresa y el sindicato también firmaron por un «bono anual de fidelidad mutua» equivalente a 16.000 pesos anuales a cobrar en dos pagos.

La Cámara de empresarios pesqueros, CAPIP, denunció que los acuerdos fueron firmados en forma coercitiva. Altamare, es otra de las compañías que accedieron a los requerimientos sindicales. Sin embargo, informó a la CAPIP la forma en que se realizó la negociación: “Estimados, les comento que se presentaron dentro de nuestras oficinas más de 10 personas del sindicato y palabras textuales: ‘si no firman les rompemos la cabeza a todos’. Consulté con los directivos y me dijeron que firme para preservar la integridad física de la gente administrativa. Lamentablemente es la primera vez en más de 20 años que me pasa una cosa de estas”, se lamentó un jerárquico de la empresa al transmitir lo acontecido al resto de las firmas.

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda