Jujuy: G. Morales amenaza a enfermeros con multas y detenciones

De acuerdo a un decreto firmado por el gobernador de Jujuy, Gerardo Morales, y publicado el 31 de agosto en el Boletín Oficial, se podrán aplicar multas de hasta un millón de pesos, arresto domiciliario o inhabilitación al personal de salud que no asista a sus lugares de trabajo.

La insólita medida coincide con una crisis sanitaria por el rebrote de Covid-19 en la provincia norteña. Después de un primer período de infección casi nula en unos pocos días los pacientes contagiados pasaron a ser 8.542. El Ingenio Ledesma fue uno de los focos infecciosos más graves y el titular del Sindicato denunció que la empresa no tomaba ninguna medida de prevención y obligaba a ir a los obreros a trabajar aún con síntomas.

El panorama fue empeorando. Desde hace tiempo los profesionales de la salud denuncian la falta de insumos de protección, y malas condiciones laborales. Ahora, se le suma la persecución con amenaza de multas millonarias.

Las condiciones de trabajo son muy duras para médicos y enfermeros, con horarios imposibles de cumplir. A pesar de la situación que deben enfrentar el gobernador sostiene que «es imprescindible contar con personal de salud en todo el territorio provincial para hacer frente a la pandemia, tornando necesario establecer un régimen sancionatorio para el personal de la salud que sea renuente a la convocatoria de la autoridad sanitaria». Es decir, un régimen cuasi militar para los empleados sanitarios.




La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda