Crecen las redes de internet comunitario. Nueva cooperativa en La Boca

Bajo el lema ‘Navegar es preciso’, nació KUENK, una ‘empresa social’ que se propone brindar internet gratis a los sectores más postergados del barrio de La Boca, en la Ciudad de Buenos Aires. Así lo anunció en el día de hoy el diario Sur Capitalino.

La iniciativa fue llevada adelante por el Colectivo Audiovisual Nudo, integrado por productores, fotógrafos, directores, guionistas, montajistas, sonidistas y animadoras quienes trabajan y militan diversos proyectos de comunicación popular. 

Artífice y responsable del proyecto Kuenk es Cristian Delicia, productor audiovisual y periodista, quien actualmente dirige la serie televisiva ‘República Popular de la Boca’ y tiene una larga trayectoria como realizador de distintos programas, entre ellos: Experiencia Martha Argerich (2015), la serie documental Expedientes Telesur (2014), el corto documental Francisco I, Un Papa latinoamericano (2013); Crónicas Campesinas de Santiago del Estero (2012).

“Es fundamental la articulación entre organizaciones sociales del barrio, espacios culturales, medios comunitarios, con quienes tengan experiencia en gestión. La apuesta de este programa es a generar emprendimientos sustentables en el tiempo, entonces la seriedad económica es tan importante como la integración social”, explicó Cristian Delicia, al Sur Capitalino. 

En tal sentido, la red barrial de internet gratuita de La Boca contará con el aporte del Enacom, que en septiembre de 2020, puso en marcha el «Programa para el Desarrollo de Infraestructura para Internet destinado a Villas y Asentamientos inscriptos en el Registro Nacional de Barrios Populares». Dicha iniciativa prevé destinar 1.000 millones de pesos al programa para brindar conectividad en los barrios populares gracias a la recaudación obtenida por un impuesto que se cobra a las empresas de telecomunicaciones con el fin de promover servicios donde estas no llegan.

“Durante los primeros seis meses nos proponemos brindar acceso casi inmediato a internet por medio de una red de conexión aérea, wifi; en la segunda etapa, realizaremos el cableado de fibra óptica para que el servicio logre mayor calidad, y en la tercera etapa vamos a poner el foco en la generación de contenidos, dándole un sentido social a la red existente; esperamos poder poner en marcha un canal de TV comunitario”, explicó Delicia. La iniciativa cuenta con el apoyo de distintos movimientos sociales y comedores del barrio de La Boca.

Una larga lucha por la igualdad digital

Una de las experiencias señeras en este sentido fue Atalaya Sur que en el año 2014 se propuso ofrecer conexión gratuita en la Villa 20, uno de los asentamientos más grandes de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, con más de 30.000 habitantes. Desarrollaron una Red WIFI pública, libre y gratuita que abarca las principales calles del asentamiento. El desarrollo de esta estrategia significó un desafío desde lo técnico, puesto que era una experiencia que no tenía precedentes. A partir del año 2018 la red se extendió hacia la conexión domiciliaria, en la cual los vecinos de la red colectivamente contribuyen al sostenimiento y extensión de la red. Hasta el momento, hay más de 100 hogares de la villa que cuentan con éste servicio. Una verdadera militancia digital que incluye promover la capacitación de los vecinos con talleres de robótica educativa y programación, de infraestructura en redes y computación. Con el fin de promover la participación de los vecinos y vecinas en la circulación de información, opiniones y contenidos culturales, se desarrolló el portal www.villa20.org.ar

De la 20 hasta la Quiaca

El proyecto surgido en la villa 20 de CABA llegó a la Puna. Frente a las limitaciones en el acceso a la conectividad de distintas comunidades, se fundó la Red Social Chaski, una intranet comunitaria que a través de la combinación de infraestructura en telecomunicaciones y desarrollo de plataformas en software libre permite a los usuarios generar y compartir contenidos propios y a la vez socializar materiales a los que hayan podido acceder ocasionalmente desde internet. También se ha desarrollado una videoteca con películas y series, un conjunto de bibliotecas que abordan las diversas áreas del conocimiento y Chaskitube, un canal para que todos puedan subir y difundir formatos audiovisuales.

 

La infraestructura de la Red Chaski fue realizada por un equipo técnico conformado por jóvenes de la Villa 20. El proyecto cuenta con la participación activa de una multiplicidad de actores de la comunidad tales como comisionados municipales, escuelas, sindicatos, centros de estudiantes, cooperativas e iglesias.

La Quiaca Conectada fue un proyecto de comunicación popular que sirvió como punto de partida y luego se extendió a la localidad de Cieneguillas (que no sólo no cuenta con servicio de internet sino que además tiene un acceso mínimo a la telefonía fija y móvil). Actualmente, se está trabajando para ampliarla a otras localidades, según informan los responsables del proyecto en su página web.

A lo largo de los últimos años se han desarrollado decenas de iniciativas similares, con una nueva militancia digital que se reúne en foros nacionales e internacionales para intercambiar experiencias. 

 

La Columna Vertebral, periodismo a la gorra. Echá una moneda