Tras siete meses de ocupación de la planta luego de que los dueños desaparecieran sin hacerse cargo de ninguna responsabilidad, los trabajadores de Ansabo lograron realizar la primera prueba productiva de papel y presentaron una Ley de Expropiación en la Legislatura de la Provincia.

En un comunicado, los empleados celebraron que finalmente están en condiciones de producir “a pesar de la estafa que sufrimos tanto los trabajadores como el propio Estado producto de todas las maniobras de evasión impositiva, no pago de cargas sociales y otras ilegalidades que realizaron los ex dueños durante años”.

Sin embargo, la cooperativa “Papeleros Organizados y Solidarios” necesita la ayuda estatal. Por tal razón, los trabajadores se reunieron el 17 de enero con Mayra Mendoza y funcionarios de Axel Kicillof para idear una solución que permita estabilizar la situación laboral de los más de 45 empleados. Actualmente, solicitan a “los Ejecutivos de ambos niveles”, al Concejo Deliberante quilmeño y a la Cámara de Diputados de la provincia el apoyo para el proyecto de ley de expropiación que presentaron.

Por otra parte, destacaron la necesidad de reactivar la producción para beneficio “de nuestros vecinos, ya que una fábrica cerrada es también un barrio con más pobreza y abandono”.

Hoy en día, la planta se transformó en un faro social del barrio donde se realizan actividades recreativas y festivales para niños.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here